Este fin de semana se ha celebrado por segundo año consecutivo el Madrid Gaming Experience, el evento madrileño por excelencia de los amantes de los videojuegos, y por azares de la vida yo estuve ahí.

Digo por azares de la vida porque quiero que quede algo claro antes de que empieces a leer: no soy gamer, ni otaku y no diría que soy una friki de nada en particular. No tengo nada en contra de eso, al contrario, pero a mí lo que me gusta lo hace con un entusiasmo moderado. Dicho esto, eso no ha impedido que haya FLIPADO con lo que he visto ahí.

En el evento, organizado por la tienda Game, había espacios dedicados a todo el universo de los videojuegos, los eSports, un montón de merchandising y muchas sorpresas. Como era de esperar, la feria tuvo en cuenta a los fans del manga, el cómic, el cine y el cosplay y reservó un sitio para albergar un pabellón retro, unos cuantos YouTubers, talleres, conferencias, charlas y otras tantas actividades.

“Claudia, ¿para qué has venido aquí?

Eso es lo que me preguntaba yo de camino a IFEMA: “Claudia, ¿por qué te hacen esto?” El viernes 27 fue el primer día de la feria y yo estuve allí desde las 10:30 de la mañana por petición de la revista.

Al cabo de media hora estaba llamando a redacción para decir que volvía a casa. Pero no para abandonar, sino para cargar el móvil, coger el portátil y tomar nota. No solo volví esa tarde; el sábado por la tarde estaba ahí otra vez.

Nintendo y los GOTY2017

Mi aventura comenzó por investigar el pabellón 10 en el que se concentraban todas las novedades. Los asistentes de la Madrid Gaming Experience pudimos probar en el stand de Nintendo el esperadísimo Super Mario Odyssey que se puso a la venta ese mismo día. El juego es el competidor principal contra el Zelda a Juego del Año 2017 (GOTY2017) lo que debe tener a la marca nipona con el mentón bien alto.

A tan solo unos pasos estaba disponible un espacio multijugador para correr con el Mario Kart 8 Deluxe y otro lugar, visible para todos los que esperaban en la cola, donde matar demonios en la versión de Switch de DOOM o pasear por el mundo de The Elder Scrolls V: Skyrim. 

El nuevo cine

Creo que esta idea es molesta para ambas partes, incluso  de los fans de las dos cosas. Es normal, las comparaciones son odiosas, pero hay una sensación de que esta industria es mucho más grande de lo que nos pensamos los que no hemos jugado desde que salió el Tetris.

Hasta hace poco podría haber sido minoritario pero, a medida que las generaciones que crecieron de niños con una Nintendo 8 bits, una Atari o una Megadrive en casa se han ido haciendo mayores, parece que una consola es más importante que una tele. De hecho, sin una consola en casa, ¡muchos ni siquiera se plantearían comprarse una!

De hecho, la tele inteligente sabe bien lo que está ocurriendo y no duda en introducirse en el sector. Un ejemplo es la nueva experiencia virtual marca España basada en la serie El Ministerio del Tiempo de TVE.

El juego, de título Salva el Tiempo, va a caballo entre la aventura gráfica y el escape room. El guión ha sido escrito por Pablo Lara y Javier Olivares, ambos guionistas, y el último también creador de la serie, está protagonizado por Macarena García y Cayetana Guillén Cuervo y ha sido producido por el estudio español con sede en Los Ángeles, Future Lighthouse.

Pero tampoco necesitan respetar las estructuras de la ficción convencional para llegar al público. De entre los videojuegos que más demanda tuvieron en la feria se encuentran el Gran Turismo Sport, secuela de una de las sagas de coches más importantes, y el Call of Duty WW2, que saldrá a la venta el próximo viernes.

El entorno perfecto para la Realidad Virtual

Eso es un de los motivos por lo que los videojuegos tienen el futuro en sus manos. Ningún otro medio de entretenimiento está más preparado para exprimir las ventajas de la VR.

Pude probar algunos de los mejores juegos de realidad virtual que se encuentran actualmente en el mercado en el stand de PlayStation, donde también tenían títulos que aún no se han puesto aún a la venta. Un enorme espacio dedicado a PlayStation VR mostraba juegos como ‘The Inpatient’, ‘Bravo Team’, ‘Farpoint’ y el juego de ciencia español ‘Flipy’s Tesla’.

Para los deportes electrónicos se reservó un espacio destacado en el evento gracias a la ESL y Movistar Riders, con un escenario con varias competiciones de League of Legends, Counter-Strike: Global Offensive y un plató donde se entrevistaba a personalidades de los eSports.

La Madrid Gaming Experience acogió la iniciativa solidaria de Videojuegos x alimentos, organizada por Asupiva, que ofrece a los asistentes intercambiar videojuegos y consolas, tanto nuevos como de segunda mano, por comida que posteriormente donan a distintas organizaciones como los bancos de alimentos.

‘Retroworld’ en la Gaming Experience Madrid

El universo ‘Retroworld‘ se encontraba en el pabellón 8, una gran exposición dedicada a la historia de los videojuegos. Los asistentes también pudieron disfrutar y jugar con videoconsolas de los años 70, 80 y 90, una gran experiencia para los más veteranos y los no tan mayores podrán reencontrarse con títulos como Pac-Man, Ghosts n’ Goblins, Metal Slug, Street Fighter II, incluso el ya histórico Space Invader.

La feria contó con un elenco de 300 videoconsolas de sobremesa, ‘arcade‘ y una zona exclusiva de juegos de pinball de manera gratuita. Esta muestra cuenta con los pinball más antiguos, que datan de los años 60. Además, según escuché, se podía disfrutar de visitas guiadas que contaban con detalle la historia de las videoconsolas.

 Conclusión: ¿todos somos gamers?

En el camino de vuelta a casa, me puse a pensar: ¿y ahora qué? ¿soy gamer? ¿Me compro una consola? Pero me di cuenta de que no va de eso. No hace falta ser Boyero para disfrutar del cine, ¿verdad? No tienes porque ser ese pesado que analiza cada plano de El Padrino mientras tú solo quieres pasar un buen rato para que te guste el cine. No tengo porque comprarme la X Box, pero a lo mejor me bajo mañana el Cuphead al ordenador o vuelvo a darle una oportunidad al Pokemon en el móvil.

Lo que veo es que de la misma manera que el público “general” lee, ve pelis, series y va al teatro, otra de sus opciones recreativas “normales” será jugar. Y quien sabe, a lo mejor un día la diferencia entre ver una peli y jugarla se hace tan fina como la que hay entre ver la película o leerte el libro. Si no me crees, la próxima vez que tu amiga/primo/sobrino/hija se ponga a jugar, haz la prueba: juega. Verás como lo ves todo diferente.