Huawei no está pasando su mejor momento con toda la vorágine relacionada con el veto estadounidense y aún así, ha decido sacar pecho y dos nuevos productos.

Junto con su primer teléfono sin servicios de Google, el Mate 30, el fabricante chino lanzó en noviembre sus primeros auriculares con cancelación de ruido, los FreeBuds 3. De aspecto similar a los Airpods y con la pretensión de cancelar el ruido como lo hacen los Sony WF-1000XM3, los FreeBuds 3 quieren enamorarnos tocando algo muy importante, nuestro bolsillo.

Los he probado, es más, los he comparado con esos dos rivales que menciono y esto es lo que más y lo que menos me ha gustado de ellos.

Diseño y batería, los puntos fuertes de los FreeBuds 3

Tengo clarísimo que lo que más me gusta de los FreeBuds 3 es su diseño. A diferencia de los WF-1000XM3 de Sony que son mucho más grandes, se acoplan perfectamente al tamaño de la oreja y no se caen en ningún momento por mucho que saltes o corras con ellos. Otro punto a su favor es su caja, que al tener formato redondo y plano es realmente cómoda de llevar en el bolsillo.

Entrando en el terreno de la calidad de audio, recordemos que los auriculares cuentan con un procesador diseñado específicamente para ellos: el Kirin A1 que Huawei presentó en la última edición de la IFA en Berlín. En rasgos generales, el sonido que ofrecen es realmente bueno y la cancelación de ruido está conseguida, pero no vamos a mentir, no tanto como la de los Sony WF-1000XM3.

Aún así, merece la pena recordar aquí que los Sony cuestan 250 euros y los Freebuds 3 179 euros, por lo que si no eres un sibarita de la cancelación de ruido (como yo, pero porque vivo enfrente de un colegio y la cancelación es mi salvación) los Huawei son una opción muy interesante a tener en cuenta.

Además, cuentan con soporte para carga inalámbrica y a través de la aplicación dedicada disponible, puedes saber el estado de carga de cada uno de los auriculares en todo momento. Si te preguntas cuánto tardan en cargarse, mi respuesta es que en solo 15 minutos consigues el 60% de la carga del estuche y con menos de media hora el 100%. Cada auricular tiene una autonomía de unas cuatro horas y se puede cargar hasta cuatro veces con la carga completa del estuche.

Otro punto a su favor es que los auriculares tienen un panel táctil con el que puedes acceder a diferentes funcionalidades, como activar o desactivar la cancelación de ruido, y debo remarcar que tiene una respuesta muy rápida y apenas errática.

En general creo que Huawei ha lanzado un producto bueno, que si bien se queda aún un poco lejos de conseguir la cancelación de ruido de Sony o de Apple con los Airpods Pro, su precio justifica esa carencia. Tienen muchas bondades y como decía, si no sois extremandamente quisquillosos, es una excelente opción a tener en cuenta por su binomio calidad-precio.