Después de los escándalos y la demostración de que las redes sociales tienen una fuerte influencia en temas tan importantes como unas elecciones nacionales, Facebook ha anunciado que está preparando una ‘War Room’.

¿Qué es una ‘War Room’?

Una sala destinada a controlar en tiempo real los movimientos en las redes sociales que buscan la manipulación de elecciones, de cara a las próximas votaciones que tendrán lugar tanto en Estados Unidos como en Brasil.

Samidh Chakrabarti, responsable de elecciones y compromiso cívico de Facebook, dio al noticia durante una videoconferencia dedicada a los esfuerzos de la red social para, al menos, limitar la manipulación política.

No es ningún secreto la crisis de reputación que sufrió Facebook durante la campaña electoral de 2016., a quien se le acusó (entre otras cosas) de no haber sido capaz de combatir toda clase de campañas de desinformación. Y de aquí viene el por qué Mark Zuckerberg se ha tomado como algo personal el reto de que su compañía salga con una mejor imagen de todo este proceso.

Medidas de Mark Zuckerberg

Para empezar, de cara a los próximos comicios en Brasil y Estados Unidos, la compañía instalará su War Room en su sede de Menlo Park.

¿El objetivo?

Detener en tiempo real cualquier tipo de manipulación electoral en su red. Desde esta sala, se concentrarán miembros de todos los departamentos implicados. Desde ingenieros, especialistas en temas legales, inteligencia, datos, políticas públicas; para que la cobertura sea completa.

La iniciativa lleva de cabeza a 300 personas en toda la compañía, pero solo serán 20 las que se atrincherarán en la War Room. La sala estará ocupada por 16 escritorios, preparados para conectarse a las elecciones y una pared con seis pantallas sintonizarán las principales cadenas de noticias como la CNN, NBC, Fox News, etc.

Su función será erradicar la desinformación, monitorizar fake news y eliminar cuentas falsas.

Según Chakrabarti, este movimiento será considerado como”el mayor esfuerzo transversal a todos los departamentos que ha visto esta compañía desde el paso de ordenador a móvil”.

Con el paso de las horas (o incluso minutos) las amenazas evolucionan y pueden surgir nuevos peligros en cualquier momento. Tanto es así, que Facebook insiste en repetir el mensaje de que está haciendo todo lo posible para seguir siendo una red social y no un campo de batallas con guerras de inteligencia entre países.

Posibles escenarios de ataque

El equipo ha preparado escenarios de posibles ataques para ver cuál es el nivel de preparación de la compañía. Los dos ejemplos de ataques que ha explicado Chakrabarti son una campaña para suprimir el voto (mensajes en Facebook que por ejemplo expliquen que se puede votar por sms o que anuncie falsos cierres de colegios electorales) o páginas que desde el extranjero promuevan algún tipo de materia electoral.

Esta última iniciativa de Facebook pretende combatir las estratagemas destinadas a confundir a los electores.

Además, han creado también un doble sistema de seguridad para los empleados de campañas políticas estatales y federales que usen la red para evitar que sus cuentas sean hackeadas.

Más allá de su plataforma online, Facebook también promoverá la participación cívica y el registro de votantes, según Katie Harbath, directora de políticas globales y contacto gubernamental de la compañía, quien también mencionó asociaciones con ONG’s para impulsar la integridad de las elecciones fuera de Estados Unidos.

La sala debería estar operativa para la elección presidencial en Brasil, cuya primera vuelta se celebra el 7 de octubre. Los comicios de medio mandato de Estados Unidos están previstos para el 6 de noviembre.

¿Creéis que con todo este despliegue y su War Room Facebook conseguirá limpiar su currículum?