Facebook quiere que sus usuarios compartan aún más contenido de vídeo en su plataforma mediante la posibilidad de transmitirlo en televisión.

El vicepresidente de asociaciones de Facebook, Dan Rose, comunicó dicha intención para lanzar una serie de apps para Apple TV, Amazon Fire TV y Samsung Smart TV.

La compañía ha anunciado algunos de los cambios que se observarán en la forma en que se reproducirán los vídeos:

  • Si el sonido de tu dispositivo está activado se reproducirá el audio del vídeo de forma automática.
  • No se recortarán los vídeos en vertical, así que su aspecto nos recordará más a los vídeos de Snapchat.
  • Cuando un vídeo te resulte interesante y quieras guardarlo para luego, podrás arrastrarlo hacia abajo y éste se seguirá reproduciendo en pequeño (como en YouTube) mientras sigues desplazándote por tu feed de noticias.
  • Introducción de apps de streaming que permitirá a los usuarios ver vídeos nativos de Facebook a través de TV.

Rose señaló que Facebook ha tenido la capacidad de retransmitir contenido con AirPlay en Apple TV y Chromecast.

Esta última novedad podría poner la compañía en competencia directa con YouTube, convirtiéndolo en un lugar para que los creadores del contenido construyan una comunidad alrededor de sus vídeos. Pero antes del lanzamiento todavía tiene que encontrar la forma de proporcionar herramientas de monetización y otras para los propietarios de los derechos, para combatir la piratería. Un movimiento intencionado hacia un contenido más profesional y de calidad.

A principios de esta semana se informó que Facebook está buscando licencias de música en grandes compañías en un esfuerzo por aumentar el número de vídeos compartidos en su página y apps. Esto podría suponer una nueva y enorme fuente de ingresos para sellos discográficos y una nueva forma de promoción musical para artistas, teniendo en cuenta que el número de usuarios actuales en Fb es de 1.200 millones de usuarios activos diarios.

Tener una plataforma para móvil, ordenador y ahora para televisión debería impulsar un aumento importante en la producción de vídeo y su audiencia.