Los deepfakes conviven con nosotros en internet de la misma manera que el polvo lo hace en la vida real: a veces lo ves y eres consciente de que está y otras veces no.

Los deepfakes usan algoritmos de inteligencia artificial para manipular la apariencia y las voces de individuos que, en muchas ocasiones, se han utilizado para vídeos de celebrities como la reciente inauguración de la exposición Dalí Lives, el usuario de Reddit que creó vídeos porno con rostros de famosas, etc.

Hace cuatro días se publicó en Instagram un vídeo de Mark Zuckerberg dando un discurso para poner a prueba las políticas de moderación de contenido en Facebook. El vídeo, ambientado como si de un telenoticias se tratara, muestra a Zuck alardeando de su poder que empieza su discurso con estas palabras:

“Imagínese esto por un segundo: un hombre con control total de miles de millones de datos robados de personas, todos sus secretos, sus vidas, sus futuros”, dice Faux-Zuckerberg. Se lo debo todo a Specter. Spectre me mostró que quien controla los datos, controla el futuro “.

Realizado por un equipo que incluye a los artistas Bill Posters, Daniel Howe y la agencia de publicidad Canny (según Vice). Spectrum es el nombre de una reciente instalación de estos artistas con vídeos falsos de Kim Kardashian, Freddie Mercury, Donald Trump y Marcel Duchamp, entre otros.

El vídeo pretende denunciar el uso y recopilación de datos privados por parte de las grandes tecnológicas. “El hecho de que los datos de los ciudadanos, incluidos los conocimientos íntimos sobre tendencias políticas, sexualidad, rasgos psicológicos y personalidad, estén disponibles para el mejor postor, demuestra que la industria de influencia digital y sus arquitecturas asociadas representan un riesgo no solo para los derechos humanos individuales sino para nuestras democracias en general “, explica Posters.

La aparición de este vídeo falso ha llegado después de que Facebook se negara a eliminar un vídeo manipulado de Nancy Pelosi con millones de visitas. Ese mismo vídeo fue publicado por el abogado de Donald Trump, Rudy Giuliani, ralentizado para que se viera a Pelosi murmurando sus palabras y pareciese, incluso, borracha.

Si bien Facebook no eliminó el video, dijo que había minimizado su aspecto en el feed de noticias.

Al igual que con el vídeo de Pelosi, Facebook dijo que el vídeo no violaba las reglas de la red social. “Trataremos este contenido de la misma manera que tratamos toda la información errónea en Instagram”, dijo un portavoz de Instagram. “Si los verificadores de terceros lo marcan como falso, lo filtraremos de las superficies de recomendación de Instagram, como Explorar y las etiquetas de etiquetas”.