Todos hemos visto que a Donald Trump le encanta twitear. Le gusta vomitar todos sus pensamientos para que el mundo sepa, en todo momento, lo que se le pasa por la cabeza. Por que si una cosa se le da bien es opinar sobre todo.

Lo que sí es difícil es tener el tiempo suficiente para pensar y contestar con respuestas ingeniosas a todas y cada uno de sus pensamientos escritos. Para ello, ha nacido @burnedyourtweet, una maravillosa cuenta de Twitter que responde a cada tweet de Trump con un vídeo corto, mostrando a un robot imprimiendo el tweet, cómo lo sujeta con una garra, le prende fuego y lo lanza a un cenicero. Una forma brillante, gráfica y clara de lo que el creador de este robot piensa acerca de lo que el presidente de Estados Unidos escribe.

El principal problema de esta idea es; ¿si Trump sigue generando tal cantidad de tweets al día, habrá que colocar otro robot que se encargue solo de vaciar el cenicero, no? De momento nadie ha reclamado la máquina, aunque tiene el sello de aprobación de internet de la reina de los robots de mierda. 

El robot no hace comentarios directos sobre los tweets de vídeo que publica. Cuando Trump lanza una de sus perlas @burnedyourtweet contesta mencionando la cuenta @RealDonaldTrump seguido de I burned your tweet con el vídeo indexado. Lo más probable es que sea porque el mensaje está está más que claro. Solo el hecho de que sea un robot quien se encarga de hacer el trabajo implica aún más burla, pues ni el propio fabricante del robot se molesta en quemar los tweets manualmente.