Ahora, influencers y celebrities están huyendo de las grandes apps de redes sociales (Instagram, Facebook, Snapchat, YouTube…) para dar un toque más personalizado a sus cuentas.

Instagram, en el último año, se ha convertido más en un negocio que en un blog (que es lo que les atrajo a todos ellos al principio). Pero ahora la red social más usada del mundo está plagada de anuncios, clickbait etc. y los influencers deben tener mucho cuidado con lo que dicen y cuelgan en sus cuentas. 

Escapex: la app propia en la que controlas todo tu contenido

Los influencers dependen de las plataformas de redes sociales centralizadas como Facebook, YouTube e Instagram, que no solo contienen toda la información sobre sus seguidores, sino que también controlan quién ve lo que publican a través de algoritmos opacos. Pero Escapex ha decidido configurar su modelo de negocio para que sus famosos clientes tengan control total sobre sus apps y sobre las personas que las descargan y puedan construir una marca única. “Los Influencers son dueños de los usuarios, son dueños del contenido, son dueños de las ramificaciones de su comportamiento”, dice Shapira, fundadora y CEO de Escapex.

Escapándose del Big Social Media

Escapex ofrece un antídoto a lo que es el “Big social media”, crea plataformas de propiedad personal (POP) para las celebrities e Influencers que llegan a casi 3 mil millones de seguidores en todo el mundo y que crecen una media de 150 millones de seguidores al mes.

Cada app es una plataforma de redes sociales descentralizada que actúa como Instagram, pero está totalmente controlada por el Influencer, ofreciéndole una póliza de seguro única: cuando la popularidad de Instagram inevitablemente cambie, todavía tendrán su propio refugio seguro para que se congreguen sus mayores fans que obtendrán una visión más íntima del mundo de su influencer preferido.

¿Cómo son las apps?

Todas las app son diferentes, diseñadas para crear una comunidad pequeña e independiente, como un mini Instagram privado para uberfans, centrada en una sola celebrity. 

Conexión no gratuita

Según Escapex, ahora mismo existen más de 350 aplicaciones con más de 20 millones de usuarios que, por promedio, abren una app de Escapex cuatro veces al día. En Estados Unidos, el 12% de los usuarios que instalan una app de Escapex se suscriben, pagando una media de $6 al mes para acceder al contenido de su influencer favorito.

Muchos Influencers tienen millones de seguidores en Instagram. Si suponemos que un 3% de esos fans son súper fans, ese 3% estaría muy interesado en pagar la cuota mensual de $4.99 para obtener más contenido personal, exclusivo y la oportunidad de interactuar con él de una forma más directa.

Para influencers y celebrities la suscripción es gratuita, pero Escapex se queda con un 30% de los ingresos por suscripción de cada uno de ellos.

Sin anuncios

La compañía ofrece a las celebrities la posibilidad de ganar dinero directamente de sus fans, eliminando a los anunciantes de la ecuación. “Cuando estás trabajando para anunciantes o marcas, debes ser muy cuidadoso y moderado para adaptarte a la imagen de la marca”, dice Sephi Shapira, fundadora y CEO de Escapex. “Al generar contenido para tus fans, no atiendes a ningún otro maestro. Está financiado por ellos directamente”.

13.000 descargas por semana

Abigail Ratchford, una modelo que publica imágenes sexys de sí misma en Instagram, tiene 8.9 millones seguidores. Ahora, ella tiene una aplicación con Escapex, donde sus fans pagan $ 9.99 al mes por el privilegio de acceder a sus contenidos, y no tiene que preocuparse por los algoritmos de censura de Instagram. “Ahora es una base de operaciones donde puedo publicar muchas cosas”, dice ella. “Con Instagram no quieres publicar demasiado. En la aplicación puedes publicar todo el día y a la gente le encanta”, dice Ratchford.

A los dos meses de lanzar su app, Ratchford acumuló 100.000 descargas en iOS y Android y está creciendo a una tasa de 13.000 descargas por semana. Ratchford, junto con otras influencers de Escapex como Jeremy Renner, Amber Rose y Alessandra Ambrosio, están ganando más de $35.000 por mes. 

Sin censura

Esto implica un mayor control sobre la moderación y liberación de las pautas de políticas de Instagram, Snapchat, Facebook o cualquier otra red social. Además, favorece el control personal y total para la expulsión de acosadores y el libre comparto de contenido, sin filtros (o con los que cada creador quiera ponerse). Cada Influencer es dueño de su app y de todos los derechos de sus imágenes. Algo que, hasta ahora, no se ha visto en ninguna otra plataforma social.