Hablamos con Anne Peres, cofundadora de Alaena, una marca de cosmética sostenible con conciencia ecológica que desarrolla productos para mejorar la armonía entre el ser humano y el medio ambiente. Tanto la materia prima como los métodos de fabricación siguen una rigurosa transparencia. Sus productos, fabricados por completo en Francia, son recomendados por la comunidad médica.

Tras haber visitado Spa Alaena, el Spa de la marca situado en Biarritz, hemos querido conocer los secretos de sus productos y la tecnología tras ellos, cuál es la rutina facial óptima, la diferencia entre los productos ecológicos y los convencionales, la importancia de la sostenibilidad en ellos y qué ingredientes deberíamos evitar siempre para mantener una piel equilibrada y sana.

Anne y su madre, Sylvia Peres

¿Qué (y/o quién) te influyó a tomar la decisión de crear Alaena? Hemos leído parte de la historia en la web pero, para los que no os conocen: ¿nos harías un breve resumen de ella?

Crecí en Biarritz, en el suroeste de Francia, a la orilla del mar. Me criaron con mis hermanas lo más cerca posible de la naturaleza. Mi mamá era muy sensible al respeto por el medio ambiente. Estudié en París y obtuve experiencia en L’Oréal. Me di cuenta de que los cosméticos tenían que evolucionar hacia una mayor naturalidad, manteniendo una gran eficiencia y el placer del ritual de belleza. Luego le propuse a mi madre, que es dermatóloga, crear nuestra gama de productos cosméticos combinando en la fórmula experiencia médica, seguridad y ética. Así nació la gama Alaena.

Siempre he sido muy afín a la idea de, ‘cuanto más natural mejor’, pero me gustaría conocer tu opinión sobre ello. ¿Qué beneficios reales tiene la cosmética natural?, ¿por qué son mejores los productos ecológicos?

Las células de la piel tienen mucha más afinidad con los ingredientes naturales que con los petroquímicos (aceite mineral, silicona) que se encuentran en los cosméticos convencionales y que solo proporcionan una película protectora. Los ingredientes naturales nutren y reparan las células. Ha habido numerosos escándalos que han sacado a la luz el peligro de ciertos ingredientes como los parabenos y en la actualidad los disruptores endocrinos. Para nosotros es muy importante eliminar estos ingredientes peligrosos y promover una formulación natural.

Lo orgánico va más allá de lo natural. Un aceite vegetal es natural, si además es orgánico, se asegura que no contenga pesticidas.

Existen etiquetas de certificación en cosméticos, como la etiqueta Ecocert Cosmos Organic.

Recientemente visité Alaena Spa. Mi sensación fue la de que reúne todo lo necesario para una experiencia relajante, descongestionante y, por primera vez, sentí que mi piel había cambiado de verdad. Si hiciera un cálculo de todo el dinero que he invertido en cremas y limpiadores faciales que he probado a lo largo de mi vida, cerraría muy fuerte los ojos para no ver el resultado. Ahora pienso, ¿de verdad era tan fácil?, ¿qué hace que vuestros productos sean tan eficientes?

Es importante haber desarrollado esta toma de conciencia. Para respetar la piel, no hace falta multiplicar los productos, sino más bien adoptar un ritual simplificado, adaptado a cada tipo de piel. Fue mi madre dermatóloga quien se encargó de formular nuestros productos. Ella tiene un gran conocimiento de las necesidades de la piel y de los ingredientes que favorecen su desarrollo. Así, selecciona los ingredientes naturales más efectivos para cada necesidad específica de la piel. Una piel madura con tendencia a resecarse tiene necesidades muy diferentes de una piel propensa al acné.

Spa Alaena

¿Podrías enumerar los ingredientes básicos (o clave) de vuestra gama de productos?, ¿o aquél ingrediente que nunca debería faltar en el cuidado de cualquier tipo de piel y explicarnos por qué?

Hemos desarrollado un ingrediente activo patentado a base de semillas orgánicas germinadas que se encuentran en todos nuestros productos para el cuidado de la piel. Las semillas germinadas son ricas en vitaminas, antioxidantes y aminoácidos. Al igual que en la dieta vegetariana, proporcionan proteínas a las células de la piel.

También utilizamos activos naturales de biotecnologías como el ácido hialurónico en nuestros productos antienvejecimiento. Variamos los aceites vegetales en nuestras fórmulas, cada una con aportes complementarios.

En cosmética convencional, ¿cuáles son los ingredientes más dañinos para la piel y los de deberíamos evitar siempre que sea posible?, ¿Podrías explicarnos brevemente por qué son tan dañinos?

Hemos eliminado de nuestras fórmulas más de 60 ingredientes cuestionados por su toxicidad. En esta lista se encuentran las siliconas, que tienen la función de formar una película en la superficie de la piel o el cabello. Es probable que alteren la fertilidad y contengan residuos tóxicos. Los aceites minerales utilizados como pseudohidratantes forman una película oclusiva y promueven la aparición de comedones. Pueden estar contaminados por metales pesados, así como por moléculas de hidrocarburos cancerígenos. Los parabenos, el triclosán, son conservantes que pueden alterar funciones endocrinas, al igual que las fragancias sintéticas y los filtros solares químicos.

La lista es larga y puede parecer muy complicado descifrar las listas de ingredientes que aparecen en los cosméticos. Por eso, a la hora de evitar estos ingredientes tóxicos resulta más sencillo confiar en una etiqueta orgánica.

Peeling de frutas ácidas – Alaena-cosmetique

La pregunta del millón: ¿es verdad que no es recomendable lavarse el rostro dos veces al día (mañana y noche) o depende de cada tipo de piel?

Lo más importante a evitar es lavarse con productos de limpieza agresivos para la piel. Las aguas micelares son muy agresivas, contienen micelas que dañan la barrera hidrolipídica y debilitan la piel. Un ritual de limpieza suave se puede realizar mañana y tarde.

He leído que la rutina ideal de limpieza facial es: limpiador (sin jabón o agua micelar), tónico, sérum y crema hidratante. ¿Es esa la rutina que facial que recomendarías? De no ser así, ¿cuál es la rutina facial (por pasos) óptima que recomiendas?

Este es el ritual recomendado por nuestro dermatólogo:

Por la noche, quítese el maquillaje con un aceite limpiador; compuesto por aceites vegetales orgánicos, eliminará mejor las impurezas grasas, sin dejar una película grasienta sobre la piel. Esto es adecuado para todo tipo de piel, incluso para aquellas con tendencia grasa. Luego rocíe agua mineral para finalizar la limpieza y aplique la crema hidratante adecuada para su tipo de piel.

Por la mañana, bajo la ducha, limpie la cara y el cuerpo con un jabón saponificado en frío (jabón de mango y aguacate). Este método de saponificación ancestral conserva todas las propiedades de los aceites vegetales. Este suave jabón limpia la piel mientras regula el sebo y reequilibra la flora bacteriana de la piel. A continuación, aplique crema hidratante.

Una o dos veces a la semana tómese el tiempo para una exfoliación suave de la piel y aplicar a continuación una mascarilla hidratante.

Spa Alaena

También hemos leído que te apasiona el surf, ¿cuánto (y de qué manera) ha influido en Alaena?

Crecí en la costa de Biarritz y comencé a surfear a los 5 años. Enseguida me apasionó este deporte. Cuando era joven hacía muchas competiciones y formaba parte del equipo de Roxy. Esto me permitió viajar a lugares muy bien conservados para descubrir las olas más bellas. La proximidad al océano me hizo darme cuenta de la importancia del respeto por el medio ambiente. Cuando creé Alaena, para mí era obvio desarrollar fórmulas biodegradables, envases reciclables, con el objeto de provocar el menor impacto posible en el medio ambiente.

¿Tenéis pensado, o estáis desarrollando, productos para el cuidado facial masculino?

De nuestros productos, los que más gustan a los hombres son la Crema Hidratante Piel Mixta, que proporciona hidratación ligera, ideal para después del afeitado y la exfoliante de albaricoque.

Peeling y crema hidratante para pieles sensibles.

¿Qué le dirías a aquellas personas que no conocen tus productos para que se animen a probarlos?

Yo diría exactamente lo que usted dijo antes, que en lugar de gastar mucho dinero y cambiar de productos regularmente, es mejor adoptar un ritual simplificado con productos de alta calidad. El resultado será rápidamente visible en la piel.