Alberto Utrera es el director de Smoking Club (129 normas), una peli independiente española rodada en tan solo 9 días y que se hizo viral gracias a que sus protagonistas anunciaron en redes que estaban montando un club de fumadores de cannabis. Ahora ha sido seleccionada para el Festival de Málaga y tiene fecha de estreno para el 7 de abril en Madrid y Barcelona.

Si todo esto no fuera suficiente para que les digamos “calla, dame la entrada y toma mi p#†x dinero”, los actores nos visitaron hace poco para enseñarnos lo bien que se prepararon para interpretar a sus personajes y Utre se tomo un tiempo para respondernos a unas cuantas preguntas.

Rewisor: Cuéntanos, ¿cómo surge la idea de hacer una peli sobre un club de cannabis y cuál fue el proceso desde que a uno se le ocurre y os ponéis todos a ellos?

Alberto Utrera: Nos propusimos hacer una película en 9 días y una sola localización. Este fue el primer reto. Estuvimos barajando varias posibilidades y surgió el club de fumadores. Conocemos este tipo de clubs y nos pareció un sitio muy bueno para enmarcar la película, dándole un tratamiento además de normalidad absoluta. Por conocimiento sabemos que estos espacios son sitios muy tranquilos donde la gente disfruta de un café o una bebida y de la hierba que más le guste.

Queríamos acercar esa imagen de los clubs a los espectadores para mostrar esta realidad. A partir de aquí escribimos una historia principal, la de Óscar (Rodrigo Poisón), que está obsesionado con crear un espacio donde la gente pueda disfrutar. Se libre. Con esta historia escrita propusimos 4 historias que transcurrieran en el club. Escribimos los backstories (la biografía de los personajes) muy por encima y se los mandamos a los actores. Comenzamos a trabajar en esos personajes a través de improvisaciones y poco a poco se fue desarrollando la historia.

Ha sido una manera muy interesante de trabajar porque los actores han aportado muchas cosas al guión y a los personajes y eso se nota en la película.

Una vez escrito el guión tuvimos que encontrar la localización, cuadrar planes de trabajo, encajarlo todo en 9 días…. Fue un proceso durísimo la verdad pero muy divertido también. Pablo Iván (Ayudante de dirección) tuvo un trabajo inmenso cuadrando este rodaje. Al cambiar los puntos de vista y dar pasos atrás y adelante en el tiempo, se complicaba todo mucho más. Aún no se muy bien como consiguió que saliera tan bien.

Rewisor: En la peli el club arranca con el ideal de Oscar, el personaje principal, de crear un espacio de libertad pero acaba teniendo más normas que el club de la lucha. Concretamente 129. ¿Es una reflexión sobre la libertad y cómo el ser humano mismo es el que se ve obligado a ponerse limites?

Alberto Utrera: Totalmente. Cuando escribíamos solía imaginar un local con una única norma: “Esto es un espacio de libertad”. A priori sonaba muy bien pero claro. Imagina que estás tomando un café y la persona que tienes sentada al lado decide quitarse los zapatos y poner los pies sobre la mesa. Otro cliente se pone a tocar la guitarra y a cantar a gritos. Hay otro que se pone su serie favorita en un portátil a todo volumen… Alguien que decide encenderse un puro y llena el local de humo.

Yo creo que el ser humano no está preparado para la libertad porque esto implica respeto. Tu libertad termina donde empieza la del otro y aquí es donde está el problema. Para delimitar eso hacen falta normas. 129 en Smoking Club :p.

 

Rewisor: ¿Cuánto tiempo tardasteis en rodar y cómo fue la experiencia?

Alberto Utrera: Fueron 9 días. Las jornadas eran bastante largas y se complicaba mucho por el tema de los saltos temporales. Los actores no solo tenían que estar en sus escenas principales si no también figurando por detrás cuando cambiábamos el punto de vista, lo que hizo muy complicado agendar todo aquello. Pero desde que nació el proyecto pasó algo muy bonito.

Por algún motivo todo el mundo se implicó de una manera que yo no había visto nunca. Todo eran facilidades, apoyos a la producción y al proyecto. La gente hacía lo imposible porque su trabajo fuese lo mejor posible y además ayudaba al resto a mejorar el suyo.

Rewisor: Habría mucha gente queriendo hacer algo así pero no sabrán ni por dónde empezar ¿Qué es lo que se necesita para sacar algo así adelante? ¿Qué le dirías a alguien que esté ahora mismo pensando en hacer una peli y creyendo que es imposible?

Alberto UItrera: Hubo mucha, mucha, mucha gente que nos decía que no hiciésemos una película. De verdad, esto está muy usado, pero es una gran verdad. Estamos rodeados de gente que te dice “no lo hagas”, “no merece la pena”, “no va a salir bien”. Lo que le diría a alguien que quiere hacer una película es : “Hazlo”. “Merece mucho la pena”. “Y sí que va a salir bien,” pero antes de empezar hazte una pregunta. ¿Qué quieres conseguir con la película?. Esto para mí es lo importante.

En mi caso lo tenía muy claro. Quería hacer una película donde el espectador se divirtiera. Quería que los actores tuvieran mucha verdad y si de paso conseguía remover algo dentro de una parte del público, perfecto. Cada miembro del equipo tendrá el suyo. El mío está cumplido. Por eso puedo decirte que me alegro de haber hecho la peli, que ha sido una experiencia maravillosa y que ha merecido mucho la pena.

Todo lo que venga solo puede ser bueno porque las expectativas que tenía están cumplidas. El resto es un premio.

Rewisor: Tocáis un tema que es casi tabú en España. ¿Qué opinión tenéis respecto a la marihuana y la percepción que tiene la gente de ella?

Alberto Utrera: Una cosa que queríamos era acercar un punto de vista más normal sobre la marihuana a la gente que la desconoce. Tenemos absolutamente normalizado el consumo de alcohol en la sociedad y sin embargo la marihuana es un tema tabú. ¿Por qué?

La película ha sido calificada para mayores de 18 años y sin embargo puedes ver películas de dibujos animados donde un personaje se emborracha y se le da un tratamiento divertido. “El borrachín”. Esto a la gente le hace gracia y lo acepta con total naturalidad. Sin embargo si en una película se consume marihuana la gente cambia el punto de vista. Es más violento. Lo tolera menos.

No entiendo, y esto es una opinión personal, por qué sustancias como el alcohol y el tabaco están permitidas, y no la marihuana.

Si que pienso que poco a poco se va cambiando el punto de vista y la gente la va tolerando más. Se va legalizando cada vez en más lugares y creo que es una tendencia que crecerá. Veremos lo que pasa.

Rewisor: Vuestra campaña de marketing es una de las cosas que más nos ha gustado. Los protagonistas anunciaron en sus RRSS que estaban montando un club cannábico e invitaron a sus amigos y seguidores a likear la página. ¿A quién se le ocurrió esto, cómo lo pusisteis en marcha y qué cosas os pasaron que nos podáis contar sin que la policía se ponga a buscar a nadie?

Alberto Utrera: Uno de los guionistas, Carlos Soria, propuso hacer esta campaña para viralizar la película. Y funcionó muy bien. DEMASIADO. El 1 de Enero de 2017 anunciamos en redes la apertura de un club de fumadores de Cannabis, y el lanzamiento de la web del club. Rodrigo Poisón y Jimmy Castro comenzaron a twitear que empezaban un proyecto en el que había un Smoking Club.

En realidad ellos nunca pusieron que abrían un club, tan solo hablaban de un proyecto en el que había un club. Jugamos con la ambigüedad y funcionó muy bien. Empezamos a recibir mails de amigos que querían apuntarse y de abogados especializados para llevar el tema.

Gente con la que habíamos perdido el contacto hacía mucho, mucho tiempo y que de repente se volvía a interesar por nosotros.

Hubo un momento en el que pensamos que esto iba a ser como la peli de Woody Allen “Granujas de medio pelo” , en la que montan una tienda de galletas como tapadera para robar un banco, y la tienda lo revienta de éxito. A veces parecía que íbamos a tener que montar un club de verdad. El 1 de febrero sacamos el anuncio de que era una película. Cambiamos la web, fotos, tráiler …. Aún así, algunos nos insistían en que abriéramos.

Rewisor: ¿Se os ha tratado diferente a la hora de promocionar o conseguir distribución solo por el tema que trata Smoking Club? 

Alberto Utrera: La verdad es que no. El tema ha suscitado interés entre la gente pero lo que es distribución de la película está siendo como una película normal, con todas las dificultades que tiene una película independiente para encontrar salida y llegar al público.

Estamos contentos porque hemos encontrado una distribuidora, #ConUnPack, que ha creído en el proyecto y lo está apoyando. Creo que es muy necesario y muy bueno que se apoye el cine independiente en España. La gente se sorprendería de las cosas que se hacen.

Rewisor: Por último, cómo definiríais Smoking Club: ¿Índica o Sativa?

Alberto Utrera: ¡Sativa a tope! Risas aseguradas e imposible dormirse, con un toque psicoactivo. Como dice la gente, “dame de esa con la que te ríes”, y creo que con Smoking Club se lo estamos dando.

Smoking Club se estrena el 7 de abril en salas de Madrid y Barcelona. Hasta entonces, mira el vídeo de los actores de Smoking Room enseñándonos cuán preparados estaban para la película: