El consumo ético y una conciencia global basada en prácticas sostenibles parecen ser algunas de las alternativas a las que debemos agarrarnos con fuerza si queremos mejorar el entorno en el que vivimos.

En los últimos años, han surgido nuevas iniciativas que buscan soluciones y luchan por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorar el bienestar animal y su preservación y reducir la explotación desmesurada e insostenible de recursos.

En Rewisor nos gusta hablar de aquellas personas que, con pequeños esfuerzos y buenos propósitos, tratan de mejorar diariamente el entorno que todos compartimos. Aquí tenéis 5 ejemplos.

Llega la primera Vegan Fashion Week

Así es. El próximo 1 de febrero tendrá lugar la primera Fashion Week Vegana en Los Ángeles, reconocida por su ética ecológica y elegida después de su reciente prohibición de la venta de pieles.

La fiesta de apertura tendrá lugar en el Museo de Historia Natural de la ciudad, donde el ganador del Premio Nobel, Robert Lempert, inaugurará el evento con una charla sobre el clima para luego presentar una colección “cápsula vegana de lujo.

El evento durará cuatro días donde se realizarán varios desfiles, exposiciones y conferencias que abordarán temas como los derechos de los animales y la justicia social, además de hablar sobre tecnología e interseccionalidad.

El evento contará con el apoyo de PETA y la organización sin ánimo de lucro Fashion Revolution, cuyo objetivo es ofrecer a diseñadores de alta gama la posibilidad de mostrar sus diseños veganos en la pasarela.

Un homenaje a los animales

“Nuestro objetivo es llevar la moda vegana de vanguardia a la ciudad, un ángulo que ha sido descartado hasta ahora. Queremos empoderar a los diseñadores veganos y mostrar que la crueldad es el nuevo lujo y se puede incluir fácilmente en el reino de la alta moda.”, dijo Vegan Design Week.

La Vegan Fashion Week estará comisariada por el estilista francés Emmanuelle Rienda y, el tema principal será Facing our Time, donde se explorarán temas como los desafías ambientales a los que nos enfrentamos por el cambio climático a través del arte, la ciencia y la naturaleza.

Una colección “cápsula vegana”

Habrá una feria de dos días en California Market Center, donde los visitantes podrán ver una selección de piezas y cosmética veganas.

“Quiero iniciar conversaciones y debates dentro de la industria educando, elevando y estableciendo conexiones entre nuestros valores más importantes: nuestro respeto por la vida humana, los derechos de los animales y el medio ambiente”, explicó Rienda.

También habrá una feria de dos días en el California Market Center donde los visitantes podrán ver una selección de piezas de diseñadores libres de animales y productos de belleza veganos.

Cada vez son más los diseñadores y marcas que optan por colecciones libres de crueldad animal o surgen marcas en las que los animales no son ni serán nunca una opción en sus prendas. Desde la marca Ananas Anam, una marca que produce moda femenina y mobiliario a partir de Piñatex, un material de fibra vegetal sacado de la piña patentado por la española Carmen Hijosa; Rolkaz, una marca de skate que lanzó una gama de skateboards hechos de cáñamo, Okewa, una marca de chubasqueros fabricados 100% con botellas de plástico; GumDrop, creadores de unas zapatillas con la suela fabricada con goma de mascar o LEGO, que ha prometido que para 2030 todas sus piezas serán de bioplástico.

Loop; el ‘Amazon sostenible’

¡No me tires, reutilízame! Ese podría ser el lema de Loop; una nueva plataforma que aboga por un consumo con cero desperdicios en coalición con grandes empresas de productos de consumo. ¿Quieres un champú? Bien, cómpralo, tira el bote al cubo de reciclaje y este será devuelto a Loop para que lo limpien, esterilicen y rellenen de nuevo con champú para un nuevo usuario. ¿Quieres comprar helado? Pues haz lo mismo.

TerraCycle, una empresa conocida por reciclar materiales difíciles de reciclar es uno de los socios que están detrás del proyecto. “Dirigimos lo que hoy es la cadena de suministro más grande del mundo sobre plástico oceánico, recolectándola y visitando los productos de Unilever y Procter & Gamble, etc.”, dice Szaky, CEO de TerraCycle. El propósito de Loop es que el plástico que utilizamos solo una vez lo reutilicemos.

¿Cómo funcionan los pedidos?

Cada paquete está diseñado para usarse una media de 100 veces. Para el lanzamiento inicial, previsto para esta misma primavera en Nueva York y alrededores, los productos estarán disponibles en su web. Cuando ordenes un pedido pagarás un depósito por el recipiente. El pedido te llegará en bolsas reutilizables diseñadas por ingenieros de UPS para soportar múltiples viajes. A medida que uses los productos, devolverás estos recipientes vacíos a la bolsa reutilizable con la que te llegó el pedido y, a través de la web de Loop, solicitarás que un conductor venga a recogerlos (o también podrás dejarlos en cualquier sucursal de UPS).

¿Cómo se preparan los recipientes para un nuevo uso?

Cuando se devuelven los recipientes el cliente recupera el depósito (a no ser que haya ordenado un nuevo pedido). Los paquetes vacíos van a unas instalaciones donde se limpian para luego ser enviados a los fabricantes para que los vuelvan a rellenar con el producto. Vale, todo este envío tiene una huella de carbono, pero cuando TerraCycle calculó el impacto total del embalaje descubrió que es entre un 50% y 75% mejor para el medio ambiente que las alternativas convencionales.

“El mayor costo [ambiental] de un producto, ya sea duradero o desechable, es su creación: fabricarlo por primera vez, extraer materiales de la tierra, etc.”, dice Szaky. “Eso no sucede en la reutilización. En su lugar, lo que tiene es el costo de algunos envíos así como la limpieza, y eso termina siendo significativamente mejor que el costo de remanufactura “.

El éxito dependerá (como siempre) del consumidor

Cambiar el comportamiento de las personas es muy difícil. Loop realizará las primeras pruebas esta misma primavera para ver la aceptación entre el público, cómo funciona el sistema y la durabilidad de los recipientes. Posteriormente, la idea es ubicar los productos en tiendas físicas. Su éxito dependerá de cómo acepte esta nueva forma de consumo el público.

Entre las compañías que se han sumado a esta nueva iniciativa, se incluyen 8 de las 10 compañías que Greenpeace ha catalogado como las mayores contribuyentes a la crisis de desechos de plásticos. Al fin y al cabo, el consumidor es el que decide el futuro de una marca y, el mayor daño que se le puede hacer, es dejar de comprar sus productos si no comparten tus principios.

Helen Kirkum

Kirkum se graduó en el Royal College of Art, en 2016, con un máster en calzado y ganó el Premio de Accesorios y el Premio Vogue Talents, gracias a la exposición de su colección en el International Talen Support 2016.

El trabajo de Kirkum se basa en el reciclaje de zapatillas y en la deconstrucción de estas para la creación de modelos nuevos y únicos, jugando con las diferentes texturas y estructuras de cada modelo. Ha trabajado con varias marcas como Adidas o Timberland.

El malecón vivo

Volvo, junto con el Instituto de Ciencias Marinas de Sydney y el Laboratorio de Diseño de Arrecifes, han desarrollado un proyecto que ofrece una alternativa a los muelles tradicionales que a menudo se ven afectados por la pérdida de sus ecosistemas.

El proyecto consiste en la creación de un muro marino vivo para promover la biodiversidad y reducir la contaminación de los océanos. La instalación de un dique ecológico a lo largo de la costa del puerto de Sydney, tiene como objetivo mejorar la biodiversidad y la calidad del agua en la zona.

“Diseñado para imitar la estructura de la raíz de los árboles de mangle nativos, el dique marino vivo agrega complejidad a la estructura existente del dique y proporciona un hábitat para la vida marina. Esto ayuda a la biodiversidad y atrae a los organismos que filtran filtros que realmente absorben y filtran los contaminantes, como las partículas y los metales pesados, lo que mantiene el agua ‘limpia'”, asegura Volvo.

Los investigadores monitorizarán el dique durante los próximos 20 años para estudiar cómo afecta a la biodiversidad y la calidad del agua en la zona.

Volvo Living Seawall consta de 50 baldosas hexagonales con esquinas y huecos pequeños. “Esto ayuda a la biodiversidad y atrae a los organismos que se alimentan por filtración que realmente absorben y filtran los contaminantes, como partículas y metales pesados, y mantienen el agua limpia. Cuantos más organismos tenemos, más limpia está el agua”, explicó la marca.

Además, Volvo se ha comprometido a reemplazar todos sus plásticos de un solo uso con alternativas sostenibles para finales de 2019.

Necesitamos adoptar una ‘dieta planetaria’

Un grupo internacional de investigadores ha publicado una dieta que, según sus cálculos, podría alimentar a los 10.000.000.000 de personas que se espera que convivan en el mundo en 2050, además de mejorar las prácticas agrícolas y ganaderas actuales que tanto están dañando el planeta. Según un informe lanzado el pasado mes de noviembre, el sistema alimentario mundial está dañado y debe cambiar drásticamente.

En la actualidad, casi 1.000 millones de personas pasan hambre y otros 2.000 millones están sobrealimentados con alimentos que están produciéndoles daños como la obesidad, diabetes y enfermedades cardíacas.

@edgarraw

El estudio propone una dieta aproximada de 2.500 calorías por día. La propuesta incluye una reducción drástica de carnes rojas, azúcares y lácteos con un aumento importante en el consumo de vegetales.

“Debemos adoptar una dieta saludable, reducir el desperdicio de alimentos e invertir en tecnologías que reduzcan los impactos ambientales”, dijo co-autor Johan Rockstrom, director del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto del Cambio Climático.