Rafa Pavón es un realizador de publicidad que se acaba de convertir en el director creativo de Future Lighthouse, un estudio que pretende aplicar la tecnología de la realidad virtual para fines narrativos. Eme DJ es una de las DJs más conocidas de España, afincada en Madrid desde hace años, se podría decir que hace, o ha hecho, de todo. Ha escrito un libro (“mamá, quiero ser DJ“, LéeMe), coquetea con YouTube y entre otras cosas, juega a videojuegos.

Nos juntamos con ellos para ver ese vídeo del que os hablamos hace días titulado Player Two, fruto de un comentario en YouTube que preguntaba si los videojuegos podían ser una experiencia espiritual. No lo hicimos buscando una respuesta sino por pura especulación y para hacernos más preguntas, aprovechando nuestra curiosidad y la experiencia de Rafa, que no le queda otra que empezar a plantearse cómo consumiremos, produciremos y pro-sumiremos el contenido de entretenimiento en el futuro.

wattba

Los tiempos cambian y según él no está lejos el momento en el que podamos registrar experiencias íntegras, por ejemplo tu boda, la primera vez que cogiste una ola o el nacimiento de tu primer hijo, y reproducirlo en un dispositivo a través del cual reviviremos el momento en el que nuestro familiares y amigos se nos acercaron a felicitarnos, el beso que nos dieron, o el golpe que nos dimos contra la orilla al perder el control de la tabla. Y lógicamente, no solo lo podremos revivir sino que también podremos compartirlos. What a time to be alive

Pero lo mejor es darnos cuenta de que llevamos ya mucho tiempo haciendo esto. ¿Acaso no recuerdas la primera vez que te atacó un zombi en el Resident Evil? ¿O cuando Psycho Mantis anticipaba todos tus movimientos en el Metal Gear Solid de la Play Station y tuviste que cambiar el mando al slot del mando dos para acabar con él? Yo mismo descubrí la JotDown gracias a un post maravilloso sobre la profundidad narrativa de Zelda, que podría servir para cambiar de opinión a todos los que dicen que los gamers no leen. Si añadimos a eso las aplicaciones médicas de la realidad virtual y los resultados de estudios que aparecen en “Everything bad is good for you”, el libro de Steven Johnson, no solo empezamos a entender que el futuro del cine será interactivo sino que es posible que el futuro de la narrativa en general se haye, literalmente, delante de nuestros ojos.