Elon Musk parece que no descansa ni el Día de Reyes. El pasado viernes compartió esta noticia en su cuenta de Twitter, donde explica que está explorando el concepto de un restaurante retro ‘drive-in‘ en su nueva estación Tesla Supercharger en Los Ángeles.

Curiosamente, el tweet apareció justo un día después de la publicación de un artículo que relata un viaje a través del país, que se hace un periodista en un Tesla Model 3 Sedan, en el que el autor se quejaba de las estaciones Supercharging de la compañía.

“Aquí hay una oportunidad de negocio: la entrega de alimentos para los propietarios de Tesla en las estaciones de Supercharging“, escribió Alex Roy, editor general de The Drive.

No es la primera vez que Tesla explora ofrecer más servicios a los propietarios mientras están cargando sus vehículos en los Superchargers, parece ser que hace un tiempo estaba trabajando para ofrecer un servicio de lavado de autos en las estaciones de carga.

Además, la primera estación se construyó en Kettleman City el año pasado, y justo después de que se inaugurase, el Cofundador y CTO de Tesla JB Straubel asistió a la Foodservice Technology Conference Trade Show (FSTEC) para hablar sobre cómo los Superchargers de Tesla se están pareciendo cada vez más a tiendas de comida y que están trabajando con compañías de la industria alimentaria para mejorar la experiencia de sus estaciones.

Este tipo de servicios comenzarán a tener mucho sentido a medida que aumente la tasa de uso de las estaciones y cada una de las ubicaciones reciba, por lo menos, una cantidad considerable de clientes cada 15 minutos, llegando a aparecer hasta 40 clientes cada hora.

Hasta ahora, Tesla ha utilizado este argumento para convencer a los propietarios de negocios existentes para que les permitan instalar los Superchargers en sus propiedades, pero con estas nuevas invenciones de Elon Musk seguro que el negocio aumenta a medida que crece su flota de coches.