El director creativo y fotógrafo Hedi Slimane vuelve a estar en boca de todos. Ahora al frente de la dirección artística de Céline, el diseñador ha cambiado su logo y el nombre de la marca, como ya hizo en su día cuando estuvo tras Saint Laurent.

La salida de la diseñadora Phoebe Philo de CELINE fue un shock para los fans de sus diseños minimalistas y con carácter. Después de 10 años de reinado de Philo para la marca, Hedi Slimane, que estaba detrás de Saint Laurent, se anunció como su sucesor en enero de este mismo año.

CÉLINE ahora es CELINE

Ayer, la cuenta oficial de la firma en Instagram fue bombardeada por halagos y críticas tras la presentación del nuevo logo de CELINE.

El pie de foto detalla la historia detrás de la elección del diseño y además señala que la palabra “París” también se restablecerá en la ropa y el embalaje, pero no debajo del logotipo en las campañas.

View this post on Instagram

THE NEW LOGO HAS BEEN DIRECTLY INSPIRED BY THE ORIGINAL, HISTORICAL, VERSION THAT EXISTED IN THE 1960’S.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ THE MODERNIST TYPOGRAPHY USED DATES FROM THE 1930’S. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ THE ACCENT ON THE “E” HAS BEEN REMOVED TO ENABLE A SIMPLIFIED AND MORE BALANCED PROPORTION, EVOKING THE CELINE COLLECTIONS OF THE 1960’S WHERE THE ACCENT WASN’T USED OFTEN. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ THE SPACING BETWEEN THE LETTERS HAS BEEN BALANCED OUT AND THE LETTERS HAVE BEEN BROUGHT CLOSER TOGETHER. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ THE 1960’S VERSION OF THE LOGO INCLUDING THE WORD “PARIS”, WILL BE REINSTATED WITHIN THE CLOTHING AND ON PACKAGING, HOWEVER “PARIS" WILL NOT APPEAR BENEATH THE LOGO ON CAMPAIGNS. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ #CELINEBYHEDISLIMANE

A post shared by CELINE (@celine) on

“El nuevo logo está inspirado en la versión original e histórica de los años 60. La tipografía modernista se utilizó a finales de los 30. El acento en la ‘E’ ha sido eliminado para permitir una proporción simplificada y más equilibrada, evocando a las colecciones de CELINE de los 60, donde el acento no se utilizaba demasiado”, explicaba la propia firma en este nuevo perfil de Instagram. Y añadía: “La versión del logo de 1960, incluyendo la palabra París, aparecerá en la ropa y el packaging, pero ‘París’ no aparecerá bajo el logo en las campañas”.

Borrón y cuenta nueva

La presentación mundial solo necesitó tres publicaciones en la red social. Tres vídeos con una imagen en movimiento y el nuevo logo de Celine como protagonista sirvieron para presentar la última transformación de la nueva imagen de la casa francesa.

De este modo la firma pierde el acento a partir de ahora y el logo se renueva de manera sutil. Eso sí, donde sus fans han encontrado un gran cambio es en la cuenta oficial de Instagram de la marca, ya que su feed ha desaparecido para empezar de 0.

El movimiento de Slimane no es una sorpresa. En 2012, Hedi Slimane comenzó su papel como directo creativo / artístico en Yves Saint Laurent con un cambio. Cambió el nombre de la colección de prêt-à-porter de la casa (pero no de sus ofertas de alta costura) como Saint Laurent y trasladó la sede central de diseño a Los Ángeles. Pues bien, ahora ha hecho lo mismo con CELINE.

La nueva toma de control de CELINE también deja en claro su salida de Saint Laurent: el Instagram de CELINE se ha borrado de la misma manera que Saint Laurent borró todas las publicaciones de Instagram de la era Slimane cuando Anthony Vaccarello cogió el poder de la firma.

El negocio en auge del REBRANDING

Hedi Slimane revolucionó Saint Laurent incrementando sus ventas considerablemente en su primera etapa en la firma, y acercó sus diseños a celebrities y alfombras rojas. Hasta Kim Kardashian se convirtió en la perfecta embajadora de la firma. Algo que ganó adeptos y detractores dentro de la industria y que, por lo que apunta, podría repetirse en su nueva etapa en Celine.

Un rebrand puede ser, sin duda, un negocio arriesgado. Pregunte a cualquier propietario de una empresa qué tan difícil es crear una marca que se haga notable entre los consumidores… una que se convierta en sinónimo de sus productos, valores y modus operandi en su conjunto.

Sin embargo, en el negocio de la moda, el cambio de marca está comenzando a ocurrir con mucha más frecuencia ,y lo más llamativo, esta reciente avalancha no necesariamente nace de la necesidad. Últimamente, las compañías lo hacen para indicar el cambio al timón e, incluso, como forma forma de aumentar el bombo publicitario y, por consiguiente, las ventas.

Los smartphones siguen marcando el cambio

Con el cambio de era en el que los teléfonos inteligentes están en los bolsillo de todos y cada uno de los consumidores, ha surgido una nueva libertad para que las marcas realicen cambios en sus logotipos. Su medio de comunicación se ha convertido en los clics del consumidor.

El negocio de la moda está en el centro de toda esta vorágine. Convertirse en el deseo del cliente es esencial y, al igual que reclutan a celebrities e influencers de Instagram para garantizar la atención de los medios y los clientes, el cambio de marca o rebranding viene a significar lo mismo. Y si no lo creéis, mira la cantidad de comentarios de las últimas publicaciones del Instagram de Celine que anuncian el nuevo logo.

Una cosa está clara, el negocio de la moda en 2018 ha sufrido una revolución y la viabilidad de una marca de moda depende de la atención de los medios y el revuelo que en redes sociales pueda producir. La eliminación de un acento y un cambio en el espaciado, al igual que la retirada de un “Yves”, o el envío de una chaqueta al espacio como cuando Heron Preston contrató a Virgil Abloh, habla directamente y sirve como evidencia muy real de lo que está ocurriendo.

Celine no es la única cuenta de IG en despertar revuelo

Lady Gaga también ha sido noticia esta semana por sus publicaciones en Instagram.

Primero por publicar tres imágenes desnuda en su cuenta, luego por publicar hace tres días varias fotos de ella con un bolso de cuero negroobsequio de Hedi Slimane, que formará parte de la colección de Slimane para Celine que podremos disfrutarla durante la Semana de la Moda de París en octubre.