Ghost in The Shell me llena de sentimientos encontrados. Es uno de mis cómics favoritos, Masamune Shirow es uno de mis artistas preferidos y la Mayor Kusanagi es la tía más cañera que haya aparecido en un cómic jamás, pero Kusanagi, convenientemente whitewasheada a The Major, es japonesa y Scarlett Johansson no. Sigo bastante molesto por el blanqueo de la protagonista de la franquicia, pero puede que todo esto se me olvide porque acaba de salir el primer trailer y solo puedo decir J O D E R.

Permíteme que repita: ¡¿Joder-hostia-puta-what-the-fuck es todo esto?! La emoción ha sido máxima al ver un entorno visual exquisito, una dirección de arte que ya tiene mi Oscar y todo al ritmo de una versión de Ki: Theory de Enjoy the Silence, de Depeche Mode, que hace que se me olvide que acaba de ser la peor semana de un año que ya de por sí ha sido una mierda, y si no sabes por qué, pregúntale a John Oliver.

ghostintheshell-scarlettjohansson-cyborgbody

El polémico reparto se completa con la aparición de “Beat” Takeshi Kitano en el papel del Jefe Daisuke Aramaki, que si tienes 30 años te sonará de Zatocihi, Hana Bi, El Verano de Kikujiro o Violent Cop, si superas la treintena, puede que le recuerdes de Humor Amarillo (hablando de incorrección política) y si tienes 20 no sabrás de qué coño te estoy hablando.

ghost-in-the-shell

Ghost in The Shell está ambientada en un futuro transhumanista y distópico en el que la policía y el ejército han sido privatizados y un cyborg con el cerebro/alma/espíritu de una mujer policía lucha contra los malos. ¿Robocop feminista? Llámalo como quieras, es de lo mejor que le pasó al manga, catapultando la fama de su autor, Masamune Shirow, que es como el Milo Manara japonés pero con un discurso y un conocimiento del futurismo que lo convirtieron en una estrella de la ciencia ficción comiquera.

Ghost in The Shell se estrenará el 31 de mayo de 2017. Hasta entonces yo estaré por aquí, viendo el trailer en bucle.