Actualización:

Finalmente la GSMA ha cancelado el MWC 2020 de Barcelona y ha dicho que: “Con todo el respeto al ambiente seguro y saludable de Barcelona y el país anfitrión hoy, la GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 porque la preocupación global con respecto al brote de coronavirus, la preocupación por los viajes y otras circunstancias, hacen que sea imposible para la GSMA celebrar el evento”.

El coronavirus está siendo protagonista cada día -incluso en nuestra web- y esto se debe a que está teniendo un impacto transversal en nuestras vidas, no sólo haciendo caer enfermas a miles de personas (que es lo más grave), sino cambiando la agenda de compañías internacionales en eventos importantísimos, tal y como ha pasado con el Mobile World Congress 2020 de Barcelona, que está viendo como sus principales clientes están cancelando sus presentaciones.

Comenzó LG a principios de semana pasada tras dos días llenos de rumores sobre su presencia, justificando que no podían poner en peligro a sus trabajadores en un viaje intercontinental, ya que entre las recomendaciones de la OMS está el guardar dos metros de distancia entre personas para evitar contagios. Y eso, por supuesto, no se puede cumplir en ninguna feria ni en un viaje en el que tengas que coger aviones o trenes.

Luego llegó ZTE, que tuvo que aclarar que sí que iban a la feria tras los rumores que aseguraban su ausencia pero, si bien confirmaban su asistencia, al mismo tiempo cancelaban la conferencia de prensa de sus smartphones. Es decir, que tendrán un puesto en el MWC 2020 pero poco más.

Luego vinieron los anuncios de Amazon y Nividia, dos compañías americanas que tampoco se fiaban de mandar empleados a la feria por si se contagiaban de coronavirus, un miedo que por mucho que lo estemos viendo no acaba de estar justificado siendo el evento en Barcelona a finales de mes. Pero esto ya parecía más bien un efecto dominó más que una decisión consciente.

Ericsson, un gigante que antaño tuvo mucho que decir sobre móviles y que hoy día sobrevive gracias a su importante negocio de redes e infraestructuras de telecomunicaciones, tampoco estará en el MWC ya que este fin de semana se bajaba del tren en marcha (pese a ser ellos europeos y estar a escasas tres horas de avión).

Y, justo hoy, la nipona Sony ha decidido darse de baja de la misma forma que el resto de empresas de esta lista y por el mismo motivo: miedo al coronavirus. La compañía que caba de ganar un Oscar por el corto de animación Hair Love, no decorará con su logo y sus stands los pasillos del Mobile World Congress, siendo su primera ausencia en mucho tiempo.

Ahora mismo, y a falta de dos semanas para que empiece, la lluvia de cancelaciones parece que recién acaba de comenzar, quedándose un panorama muy poco alentador para la feria y para los asistentes. Eso sí, los gigantes como Samsung, Huawei, Xiaomi, Oppo y compañía siguen estando confirmados, y son ellos los verdaderos protagonistas de la feria.

El miedo al coronavirus es normal, pero estas medidas parecen no estar justificadas y estar motivadas, más bien, por un caso de excesiva preocupación por culpa de directivos hipocondríacos. Aun así la dirección del MWC ha dicho que tomará medidas efectivas para evitar posibles contagios durante los tres días de evento (como, por ejemplo, prohibir la entrada a aquellos asistentes que hayan visitado china en los últimos 14 días). Esperemos que todo se desarrolle con normalidad y que los protagonistas sean los smartphones y la tecnología, como siempre.