Sin duda estamos ante uno de los sucesos más importantes del año, ya que no todos los días se filtran audios de gente importante, y menos de líderes tecnológicos tan influyentes como Mark Zuckerberg. Y es que el fundador de Facebook se encuentra en una situación algo delicada tras llegar a los medios una conversación de dos horas que tuvo con sus empleados en julio en sus oficinas.

Tal y como recoge The Verge, Zuckerberg fue bastante sincero, más de lo que nos tiene acostumbrados, y en una ronda de preguntas y respuesta se refirió a los grandes retos que tienen por delante desde la compañía. Órdagos del gobierno americano, la competencia de apps como TikTok, el poco éxito de su criptomoneda Libra… Mark no se dejó nada en el tintero.

El gobierno y la interferencia de las Big Tech

“Cuando tenemos a alguien como Elizabeth Warren -senadora del Partido Demócrata- que piensa que la respuesta correcta es dividir las compañías… Ya sabéis, si ella es elegida presidenta, entonces apostaría a que tendremos un desafío legal, y apostaría a que ganaremos el desafío legal. ¿Y eso todavía apesta para nosotros? Sí. Quiero decir, no quiero tener una gran demanda contra nuestro propio gobierno… Pero mira, al final del día, si alguien va a tratar de amenazar algo tan existencial, vas a la alfombra y peleas”, aseguró Mark con la intención de unir a su gente frente a las amenazas externas.

También habló sobre las Big Tech (las grandes tecnológicas, vamos) y las ganas que hay de dividirlas para restarles el poder que hoy día atesoran: “Eso de separar a estas empresas, ya sea Facebook, Google o Amazon, no va a resolver los problemas. Y ya sabéis, esto tampoco hace menos probable la interferencia en las elecciones. Lo hace más probable en realidad, porque ahora las empresas no pueden coordinar y trabajar juntas”.

Y le dio un recado a Twitter diciendo que “por eso Twitter no puede hacer un tan buen trabajo como nosotros. Quiero decir, se enfrentan, cualitativamente, a los mismos tipos de problemas. Pero no pueden invertir. Nuestra inversión en seguridad es mayor que el total de los ingresos de su compañía”, finaliza el audio entre risas.

Sus declaraciones ante las cortes y la criptomoneda

Sobre por qué se ha negado a testificar en muchos lugares donde se le ha requerido, Zuckerbeg se muestra sincero y, por supuesto, irresponsable si lo vemos desde nuestro prisma de ciudadanos preocupados por el poder de las tecnológicas y el uso de nuestros datos: “No voy a ir a todas las audiencias del mundo. Mucha gente quiere hacer eso. Cuando el año pasado surgieron los problemas en torno a Cambridge Analytica, realicé audiencias en los Estados Unidos. Hice audiencias en la Unión Europea. No tiene sentido que vaya a audiencias en cada uno de los países que quieren que me presente”.

No se lo olvidó hablar de uno de su criptomoneda, llamada Libra, la cual se topó con una fuerte resistencia por parte de los reguladores de todo el mundo, que temían que pudiera desestabilizar el sistema financiero mundial. “Las cosas públicas, creo, tienden a ser un poco más dramáticas. Pero la parte más importante es el compromiso privado con los reguladores de todo el mundo, y creo que estos, a menudo, son menos dramáticos. Y esas reuniones no están siendo reproducidas para la cámara, pero ahí es donde muchas de las discusiones y detalles se precipitan”, dijo Mark sin dejar claro el futuro de la criptomoneda.

La competencia se llama TikTok

Para terminar, se enfrentó en público a su gran reto actual: TikTok, en cual avanza imparable en todo el mundo. Eso sí, Zuckerberg dijo que tienen un plan para detener el avance global de su competidor, y es un clon llamado Lasso que se lanzó en México -donde TikTok aún no ha llegado- en un intento de perfeccionar el producto antes de lanzarlo en otros lugares.

“Tenemos un producto llamado Lasso que es una aplicación independiente en la que estamos trabajando y tratando de conseguir que el producto se adapte al mercado en países como México. La idea es ver si podemos hacer que funcione en países donde TikTok no es todavía grande antes de ir a competir con ellos donde ya son competencia real”, explicó en detalle el fundador de Facebook.

Como vemos, esta filtración nos ha servido para conocer más en detalle cuales son las preocupaciones de Facebook y cuáles son sus retos. La competencia, el gobierno y los órganos reguladores parecen ser escollos para una empresa que no tenía rival hace 2 años. Veremos qué responde Mark ante toda esta nueva información, pero seguro que no debe estar muy contento.