Después de meses de conversaciones, el gobierno federal ha decidido que es hora de darle la oportunidad a Australia y ha puesto 50 millones de dólares para lanzar el programa y fundar así su propia Agencia Espacial.

En el presupuesto federal que se presentará hoy, se espera que el gobierno dé a conocer lo que llama “financiación inicial” para la futura Agencia Espacial, en un intento de crear más empleos y participar en lo que la mayoría de los observadores cree que será una industria muy potente en el futuro.

Por supuesto, aunque un presupuesto de 50 millones de dólares no es una tontería, el lanzamiento de una Agencia Espacial es bastante caro, por lo que se espera que el sector privado aporte la mayoría de los fondos, una tarea factible teniendo en cuenta el impulso económico que el programa probablemente ofrecerá.