Es un hecho: cada día hay más marcas que deciden dejar libres y en paz a los animales. Quizás por convicción o porque cada vez existe más presión por parte de los consumidores, quienes buscan alternativas de consumo responsable. Y algunos diréis ¿Pero el plástico no es de lo que más contamina? Exacto. Pero no se trata de la vía rápida si no de buscar una alternativa sostenible con el medio ambiente y con quienes sufren sus consecuencias: las personas y los animales. Aquí es donde entra Carmen Hijosa, creadora de Piñatex, una alternativa a la piel animal para la creación de prendas de vestir y mobiliario interior y directora creativa de Ananas Anam.

Hijosa empezó su carrera en España, expandiéndose a otros países como Reino Unido, Alemania e Irlanda donde trabajó en el diseño y fabricación de productos de cuero. Posteriormente viajó a Filipinas en busca de fibras naturales para desarrollar nuevas materias textiles y fue ahí donde descubrió el modo de hacer una ‘piel’ 100% natural y sostenible a base de la fibra de las hojas de la piña. 

Home01

Este textil se consigue transformando un desecho en un producto único, fomentando una economía circular que crea un impacto social positivo en el lugar en el que se extrae y fabrica. Además este género, al ser un subproducto de la cosecha de la piña no necesita recursos extra como agua, tierra o fertilizantes para su producción, por lo que su manufactura es respetuosa con el medio ambiente, trabajadores y 100% vegano.

Slide 1

Cadena de producción

Las fibras pueden teñirse consiguiendo gran variedad de colores y estampados. Su tacto es suave y a la vista recuerda al cuero.

Pinatex_Ananas_Anam_Clutch

Foto de www.notjustalabel.com

Goods-made-from-leather-a-012

Ananas Anam ha colaborado con distintas marcas como Camper y Puma.

Igual que Ananas Anam hay otras empresas que deciden cambiar su rumbo y política hacia una producción más coherente con el momento actual y el bienestar de todos. Como Emporio Armani, que ha anunciado que todas sus futuras colecciones estarán libres de pieles animales.

Más allá de la industria de la moda encontramos otras empresas de cosmética (HMB), peluquería (EspacioQ), alimentación (Rayén, VeggieRoom) que también han optado por una producción libre de ingredientes de origen animal.