ECO es el nombre de la criptomoneda con la que el empresario canadiense y cofundador de Uber, Garrett Camp, se está metiendo en el juego de blockchain.

Camp anunció el lanzamiento de su propia criptodivisa con el objetivo de resolver problemas actuales que afectan a otras monedas digitales como Bitcoin y Ethereum. Quiere que sea una moneda digital global que se pueda utilizar como una herramienta de pago en todo el mundo para las transacciones de uso diario.

Un billón de tokens a repartir

Habrá un billón de tokens emitidos inicialmente, de los cuales el 50% se entregarán a los primeros mil millones de humanos verificados que se registren. El 20% irá a las universidades con nodos de confianza, el 10% se destinará a asesores, el 10% a socios estratégicos y el 10% a una Fundación Eco recién formada que se encargará de crear y mantener la red.

Con el objetivo de ser más rápido y más eficiente en el consumo de energía, ECO no será completamente anónimo porque sus transacciones deben ser manejadas por redes aprobadas. Camp y una pequeña cantidad de socios afiliados a Expa ( su fondo de riesgo) también donarán 10 millones de dólares para sembrar la fundación con un presupuesto operativo y así reforzar la moneda en el corto plazo.

ECO sin ICO

Cabe destacar que no habrá ICO, lo que significa que no se recaudará dinero para el proyecto evitando así cualquier posible problema legal que ahora parece estar presente en la mayoría de las ICO más importantes.

El documento inicial de Eco explica que quiere mejorar algunos de los principales problemas comunes con las monedas digitales.

La criptomoneda 2.0

En primer lugar, quiere usar solo nodos verificados para soporte de red y confirmaciones de transacciones, lo que significa que alguien anónimo no podría ejecutar una acción y confirmar transacciones como lo podrían hacer en la red de bitcoin. Esto elimina en esencia los problemas del 51% de los ataques u otros actos de fraude pero también significa que no estará verdaderamente descentralizado.

En segundo lugar, ECO tendrá una menor tasa de conversión de dólar a ECO que hará que los usuarios regulares no se asusten por los altos precios que a menudo ocurre con bitcoin. Del mismo modo, la directiva de la web y la app del móvil quieren hacer que las billeteras sean fácilmente accesibles para cualquier persona, independientemente de su capacidad técnica.

La última mejora es que ECO quiere ser eficiente en energía cuando se trata de verificación de transacciones y generación de tokens, lo que significa que no habrá una red de mineros con uso intensivo de electricidad que brinde soporte a la red como lo han hecho otras criptomonedas.

En los últimos meses hemos visto cómo crece el interés por tener una participación activa en los blockchain y las criptomonedas, marcas como Atari o Kodak buscan lanzar sus propias monedas virtuales y otras muchas compañías buscan estar relacionadas de una u otra manera.

Si tu también quieres tokens, regístrate en su web para obtenerlos gratis.