El gigante de las compras online, eBay, se ha asociado con la galería de arte Saatchi para crear una compra experimental, que reúne arte y tecnología para descubrir los deseos subconscientes de los compradores.

Por sólo 48 horas, estos dos gigantes invitaron a un número selecto de invitados a asistir a un evento de compras personalizado, llamado ‘The Art of Shopping’.

Esta exposición que tuvo lugar en el 2 Fitzroy Place de Londres, la compañía mostró lo que llama la ‘primera experiencia de compra subconsciente del mundo’.

Antes de entrar en la galería que estaba llena de obras de arte, todos los invitados estaban conectados a auriculares incorporando la tecnología de electroencefalograma (EEG), que controla la actividad eléctrica en el cerebro. Se utilizaron auriculares EEG para entender lo que les sucedía a los compradores a nivel neurológico durante la experiencia de compra.

Los asistentes usaron audífonos de electroencefalograma para medir qué obras de arte evocaban reacciones neurológicas particulares en los espectadores. El auricular EEG funciona mediante la medición de las señales eléctricas creadas por las neuronas en el cerebro.

Al final del recorrido por la galería, los resultados de la experiencia crearon un ‘carrito de compras personalizado basado en su experiencia única’.

Una experiencia de compra muy particular

En ‘The Art of Shopping’, los invitados fueron llevados a través de una serie de espacios de galería. En la primera se les pidió que interactuaran con juegos en un iPad para ayudar a ‘calentar’ su cerebro.

En el segundo y tercer espacios, se les animó a navegar por las obras de arte y se les pidió que se pararan delante de las 10 piezas que más les habían gustado, durante al menos 20 segundos. Las pinturas, esculturas e instalaciones presentadas fueron escogidas para el proyecto por la comisaria jefe de Saatchi Art, Rebecca Wilson.

Al final, los visitantes recibieron un informe personalizado que mostraba qué piezas de arte desencadenaban la actividad cerebral más intensa y un carrito de compras digital que contenía los elementos basados en sus preferencias subconscientes.

Los datos mostraron que los compradores más inspirados podían navegar por la galería más tiempo y su carrito quedó bastante más lleno.