De acuerdo con los datos de JPL (Jet Propulsion Laboratory) de la NASA, un ingeniero aficionado al espacio, Ben Pearson, ha creado esta web: whereisRoadster.com para resolver una de las principales preguntas que se hicieron los fanáticos del lanzamiento del Falcon Heavy; ¿dónde se puede hacer el seguimiento del Tesla Roadster?

“Leí todos los libros que pude sobre el espacio y la exploración espacial de mi pequeña biblioteca.”

Pero el gran logro de Pearson no ha sido la creación de la web, si no que gracias a los datos proporcionados por JPL de la NASA, se dio cuenta de que el Roadster de Musk superó la trayectoria de la órbita de Marte, y se fue más allá pero sin alcanzar el cinturón de asteroides, como Musk había planeado originalmente.

Tras el lanzamiento Pearson usó sus datos para encontrar al Roadster en el espacio, que no coincidían con la órbita que lanzó Musk, y se dio cuenta que él estaba en lo cierto y no Musk.

Gracias a la publicación de información precisa de la NASA sobre dónde se encuentra el Tesla Roadster en el espacio, Pearson descubrió que podía almacenar esos datos en su web para visualizar el lugar en el que se encuentra en tiempo real.

Podrás rastrear la órbita del Tesla alrededor del sol, a lo largo de las órbitas de Mercurio, Venus, Tierra, Marte y el planeta enano Ceres, en un mapa de nuestro Sistema Solar. Además de seguir el camino del vehículo alrededor del sol hasta finales de 2020 y descubrir cuanto está más cerca de la Tierra o del planeta rojo.

Pero, ¿dónde está ahora mismo?

La ubicación actual es de 2,300,201 millas (3,701,816 km, 0,025 AU) de la Tierra, alejándose de la Tierra a una velocidad de 6,732 millas / hora (10,834 km / hora, 3,01 km / s).

Según los cálculos de Pearson, 2019 será uno de los años en que el vehículo estará más cerca de la Tierra, así que sería un momento perfecto para recuperar el Roadster y colocarlo en un museo. Desde luego, se trata del vehículo con más kilómetros recorridos de la historia.  Lo más probable es que el automóvil siga viajando por el espacio y finalmente se estrelle contra nuestro planeta, Venus o el Sol dentro de 10 millones de años; si es que todavía queda algo de él.

“Me gusta que esté dispuesto a arriesgarse y hacer cosas geniales, que la gente siga diciendo que no es posible y que encuentra la manera de hacerlo posible”, opina Pearson de Elon Musk.