Days Gone, el primer gran título exclusivo de Sony PlayStation de 2019, es un survival en un mundo abierto con bandas de moteros, no-muertos y violencia en un entorno tan hostil como los enemigos que lo habitan.

El pasado 28 de febrero asistimos a la presentación de Days Gone y pudimos jugar durante una hora al nuevo título de Bend Studio dirigido por John Garvin, creador de la saga Syphon Filter y Uncharted: Golden Abyss entre otros.

En la presentación no solo pudimos jugar durante una hora sino que pudimos averiguar detalles sobre la historia principal, cuál será la duración del juego y las mecánicas de la relación entre Deacon St. John y su infalible compañera: su moto.

El origen de un héroe

Aunque al final de la rueda de prensa nos suplicase que no le citásemos, John Garvin no puedo evitar que se le escapase el titular: “Efectivamente, Deacon St. John es el nuevo héroe de PlayStation 4”.

Garvin lo dijo en tono de broma y lo retiró rápidamente, pero está claro que el protagonista de Days Gone tiene lo que hay que tener para ascender al panteón de los grandes héroes de Sony junto a Nathan Drake, Kratos y Alloy por nombrar solo algunos, y el aplauso de la sala pareció confirmar sus palabras.

“Lo que todos ellos tienen en común es el corazón. Es una historia de amor y esperanza (…) y es lo que todos tienen en común, que incluso en los trayectos más oscuros tienes una razón para seguir adelante, para seguir viviendo… ¡Y además lleva una chupa muy guapa!”

Como dijo Garvin, una de las características de los videojuegos, diferente a otros medios como el cine, es la cantidad de horas que pasa el jugador con el protagonista. En el caso de Days Gone son más de 30 horas y para mantener el interés hay que crear personajes profundos, complejos y atractivos.

Tu moto y tú

Recuerdo muy bien la sensación que tuve cuando probé God of War por primera vez. La relación entre Kratos y su hijo fue una de las razones por las que GOW se me quedó grabado en la mente durante semanas. Atreus servía de ayuda a veces, otras era un estorbo, pero su compañía y la sensación de tener a otro personaje a mi cargo hacía que la historia adquiriese otro nivel de profundidad. No solo importaba yo, Kratos, su vida dependía de mí.

La relación de Deacon con su moto provoca algo parecido en Days Gone. Tu moto es tu aliada pero también se convierte en una carga cuando se choca y tienes que parar a arreglarla; cuando necesita gasolina y tienes que jugarte la vida entrando en un pueblucho infestado de muertos o, peor aún, de rippers o pistoleros armados para hacerte con una mísera garrafa.

Cuando llegas a una misión, olvídate de dejarla tirada apretando el triángulo como en el GTA o atarla a un palo y llamarla para que venga a salvarte el culo cuando la necesites. Es una moto, no un caballo del Zelda o el Red Dead Redemption. Tu moto te puede salvar pero te necesita a ti para que le des gas y salir carretera abajo a 120.

En la versión que probamos la moto no corría demasiado, no sé si eso se podrá cambiar con mejoras o si se mejorará en la versión final. Aunque tampoco es tan malo. Cada golpe que reciba la dañará y si recibe los suficientes tendrás que parar a repararla. Eso si tienes los materiales necesarios, sino te tocará llevarla apagada hasta el desguace o cementerio de repuestos más cercano, o esconderla y volver a por ella más tarde.

Enemigos y aliados

Aunque la moto sea la alida más fiel de Deacon, no solo cuenta con ella para sobrevivir. La historia de Deacon va ligada a la de su esposa Sara, de la que no hablaremos para no hacer spoilers. Además le acompaña Boozzer, fiel amigo y miembro de los Mongrels, su banda de moteros. Y por supuesto, sus armas.

A lo largo del camino encontraremos armas cuerpo a cuerpo, que se deteriorarán con el uso y cuyas mecánicas recuerdan a las de Last of Us a la hora de crearlas y usarlas. De hecho, Last of Us es una referencia que no deda de venirnos a la cabeza cada vez que escuchamos a un freaker escabullirse de un nido o saltar por una ventana.

Estos pueden aparecer solos, en grupos pequeños u hordas, que te intentarán rodear, y si es así ya puedes despedirte. Hay nidos de ellos por las carreteras y pueblos y es tu decisión quemarlas o no, aunque si lo haces podrás aprovecharte de las ventajas del viaje rápido (me pregunto si no se le ocurrió a nadie algo así en el RDR2 para no tener que pasarme más tiempo a caballo que jugando…)

Además de freakers humanoides no encontraremos con animales infectados como osos y lobos, que corren más que nuestra moto y son capaces de tirarnos de ellas y despedazarnos. Pero no está muerto todo lo que te odia.

Aparte de estos hay una banda de descerebrados que se autolesionan llamados rippers, una especie de fanáticos del fin del mundo. Añade a la ecuación a bandas rivales, militares armados en helicópteros y las inclemencias del tiempo y entenderás porqué el subtítulo de Days Gone es…

“El mundo contra ti”

El entorno, inspirado en los alrededores de Bend Studio son otro protagonista de Days Gone. Desiertos, bosques, montañas rocosas y una climatología adversa hace aún más dura la vida para los habitantes del mundo de Days Gone.

Además, el comportamiento de los enemigos cambia dependiendo de este. De noche los freakers son más peligrosos que nunca y salen de sus nidos a cazar a sus presas; lo mismo ocurre cuando llueve torrencialmente.

La nieve, los bosques, las carreteras con coches atravesados que tendremos que mover rezando por que no sea un emboscada hacen que cada minuto de vida en el juego sea una pesadilla estresante.

Lo peor: la espera

Aparte de algún apartado técnico que puede deberse a que aun faltan dos meses para el lanzamiento del juego, Days Gone promete bastante.

Las animaciones a veces pecan de poco trabajadas (el pelo de Sara en la moto es de Play 2), los enemigos no están muy despiertos, ni siquiera los humanos y a esa moto le falta gas, pero nada de eso le resta entretenimiento al juego.

El mundo abierto ofrece una libertad excepcional más cercana a la de Horizon Zero Dawn que a la de God of War y de nuevo, la relación de Deacon con su moto creo que nos hará jugar de una manera diferente a la que nos acostumbran otros juegos.

Esperemos que no se retrase el lanzamiento y podamos disfrutar de Days Gone en abril como está previsto.