Hace un par de años empezamos a ver la nueva intrusión de Converse en el mundo del skate, con muy buenos resultados desde entonces.

La marca, que actualmente pertenece a Nike, ha estado en la cresta de la ola esta última temporada aprovechando con la creciente mezcla entre la moda urbana y la moda más prêt-à-porter, haciendo zapatillas de skate que lleva todo el mundo.

Ayer el skater de Cons, Sage Elsesser, lanzó su primer Pro model de la marca. En un reciente viaje a Japón el skater encontró un par de “one stars” de los años 70 en una tienda de segunda mano, se enamoró instantáneamente de ellas y quiso, con la ayuda de Converse, rediseñar en Boston el clásico para poder adaptarlo a los tiempos modernos.

¿Qué ha cambiado? sobre todo la comodidad, ya que es una zapatilla diseñada para patinar, así que tanto la duración como el cushioning (plantilla de Lunarlon) eran vitales para que las zapatillas tuvieran éxito. Las nuevas
está disponible actualmente en blanco y azul marino (sustituyendo al clásico negro).