Los tiempos modernos exigen que nos reinventemos. Por eso la noticia que hoy os traemos es de las más originales y más graciosas que hemos tenido el placer de escribir. Porque trolear a Google Maps con unos cuantos móviles en la sede de Google Berlín es de auténtico genio.

Pero vamos a explicar la historia. El 1 de febrero de 2020, un artista llamado Simon Weckert, decidió que una buena forma de pasar la mañana era paseándose por las calles de Berlín con un carrito lleno de smartphones (99 en concreto) y con la app de Google Maps abierta. Esto, que podría parecer algo totalmente inofensivo, tuvo un impacto muy real en la aplicación GPS de Google, ya que interpretó que las calles estaban completamente saturadas de vehículos.

La lógica de Weckert es que si llenaba un carrito con un montón de móviles con el Maps abierto e iba andando por la carretera los servidores de Google entenderían que se había producido un enorme atasco, ya que cien vehículos (por eso lo de ir por mitad de la carretera) estaban transitando por la misma zona a una velocidad anormalmente lenta. Y dio resultado.

Google Maps Hack Smartphone Simon Weckert

Como vemos en las imágenes, Google Maps marcó en rojo las calles por las que iba transitando el artista, y aconsejaba a los demás conductores que no fuesen por ahí para evitar el supuesto atasco, consiguiendo así que la avenida estuviera más vacía de lo habitual a esa hora.

Para más inri, Simon Weckert decidió hacer este acto enfrente de la sede de Google en Berlín (Alemania), como podéis observar en las capturas del Maps, lo que le da un mayor simbolismo.

Por supuesto, mucha gente ha dudado de la veracidad de estas imágenes y del vídeo en sí. Y, si bien Google no se ha pronunciado oficialmente, en Twitter hay toda una discusión sobre si esto es posible o no. En nuestra opinión parece algo que es completamente factible si el artista consiguió 99 usuarios diferentes de Google para que Google Maps cogiera los teléfonos como independientes.

En cambio, si todos los smartphones estaban con la misma cuenta sí que nos cuesta más creer que la app de Sundar Pichai se hubiese comido tan facilmente esta broma disfrazada de acción protesta.

¿Nos creemos que es tan fácil hackear a Google? Eso ya es decisión de cada uno, pero lo que sí está claro es que en una época donde todo es tan complejo las acciones más sencillas siguen siendo las más efectivas.