Puede parecer inevitable que las compañías rastreen tus movimientos en línea, que te anuncien productos y servicios dirigidos personalmente a ti y que los hackers algún día roben tu información. Pero hay varias cosas que puedes hacer para proteger tu información personal en internet, y lo más importante, no tienes que ser un experto en tecnología para hacerlo.

Hay apps que ayudan

Una de las mejores apps para esto se llama Disconnect, que Analiza su tráfico de datos e identifica y bloquea los sistemas de seguimiento, registrando lo que hace en el camino para que tu no tengas que hacerlo. Después de buscar algo o usar un producto en Google, la app de Disconnect coge esta información y la guarda en “Rastreadores Recientes”, aquí es donde aparece: “paged.l.doubleclick.net”.

DoubleClick es una compañía de Google que ayuda en la personalización de anuncios; son como mini espías. En ese mismo registro hay nombres como AppsFlyer, Eyeview y BidSwitch, todas las empresas de las que la mayoría de nosotros probablemente nunca hemos oído hablar, pero eso ayuda a que la economía moderna de internet sepa mucho acerca de los hábitos de su audiencia y pueda dirigirse a ti personalmente.

Big Internet Company te observa

Hay miles de historias tecnológicas sobre este mismo tema – hagas lo que hagas en internet, te están vigilando. Pero esto no es 100% verídico. No hay una persona detrás de la cámara de tu ordenador espiándote, pero sí es verdad que las ubicaciones de los usuarios de Google Search y Maps, incluso después de verificar la configuración donde dice específicamente que no lo hace, se sigue rastreando. ¿Ilegal? Puede.

Hay aplicaciones como Hotels.com y Air Canada que están grabando las pantallas de los usuarios mientras usaba la app, pero siempre puedes ser más cuidadoso al respeto.

Utiliza una VPN para ocultar su dirección IP

Una VPN (red privada virtual) te protege contra la piratería, cifrando toda la información que viaja hacia y desde tu ordenador a través de internet. Esto significa que, cualquier información que introduzcas mientras usas una VPN generalmente está protegida del acceso a ella de personas externas para que no puedan interceptarla y entenderla.

Las VPN también pueden enmascarar tu dirección IP, lo que dificulta que personas como el gobierno rastreen dónde te encuentra. Esto también puede darte acceso a sitios que podrían estar bloqueados en su país. Las VPN son excelentes para navegar por la web en redes Wi-Fi públicas, ya que aseguran un cifrado de extremo a extremo para todo el tráfico. Esta opción no es mala del todo, pero siempre puedes hacer más. Eso sí, cuidado con las opciones gratuitas que pueden compartir tu IP con otros usuarios y nunca sabes qué y cómo consumen los demás por internet…

Ofusca estratégicamente tus hábitos

Y decimos estratégicamente por que hacerte completamente imposible de rastrear hará que gran parte de internet y tus dispositivos sean un “coñazo” (con perdón) de utilizar.

Hay una extensión de navegador que te bloquea de anuncios llamada uBlock Origin, y este hará que muchos vídeos anunciados no se reproduzcan. También esta el “famoso” AdBlocker, pero ahora parece ser que internet cada vez es más listo, porque a mó me ha pasado que alguna página web me ha dicho que “no funciona” con AdBlocker y he tenido que deshabilitarlo, todo un fracaso.

No utilices tu correo electrónico o teléfono, no te registres

Al registrarse en sitios como YouTube y Spotify estos guardan tu información. Cuantos más vídeos vayas viendo más te irán conociendo. Así es como hacen las Playlists de “también te podría gustar esto”. Pero claro, esto significaría que cada vez que abrieras Spotify (por ejemplo) no tuvieras nada guardado y solo lo utilizaras para escuchar los Top 100. Y eso sería una m**rda.

Sabemos que es bastante imposible y difícil hacer todo esto, pero si de verdad quieres que no te rastreen y mantenerte “dark” en el mundo online, lo más fácil es convertirte en un “ninja” mientras estés en línea.