Miles de personas han visitado esta semana pasada el Salón de caravanas de Düsseldorf, por ser la feria de campistas más grande del mundo. El evento anual presenta casi todo tipo de caravanas imaginables, desde pequeños remolques hasta enormes caravanas preparadas para expediciones.

Es irónico que tantos aventureros pasen tiempo al aire libre mediante el uso de RVs gigantes que consumen mucha gasolina y que son perjudiciales para el medioambiente. Incluso los remolques para autocaravanas pequeños reducen la eficiencia y el alcance de su vehículo, lo que significa que usará más gasolina solo por estar remolcando una caravana.

Una nueva generación de autocaravanas

Teniendo todo esto en cuenta, Dethleffs, fabricante alemán de vehículos de recreo, ha ideado un nuevo concepto de autocaravana construido para automóviles eléctricos.

Coco E-Camper se ha presentado en la feria como un concepto de vehículo 100% eléctrico, con su propio paquete de baterías, motores eléctricos y paneles solares para reducir la carga en el vehículo que lo remolca.

Pero, ¿por qué un remolque debe ser eléctrico?

Dethleffs asegura que agregar potencia motriz eléctrica disminuirá las demandas de remolque de la caravana y mejorará el manejo durante la conducción. Esto tiene sentido, el paquete de baterías de 80 kWh envía energía al eje electrificado, lo que hace que el camper haga funcionar sus propias ruedas y reduzca la carga del remolque en su vehículo.

En lugar de necesitar un camión enorme para arrastrar un remolque, podría usarse un vehículo eléctrico más pequeño.

Pero esto no termina aquí. Una vez en el campamento, las ventajas de un remolque eléctrico aumentan. Gracias a su tren motriz eléctrico, la autocaravana utiliza su propia potencia para aparcar en un lugar para acampar, sin necesidad de remolque.

Utilizando una aplicación, podría incluso controlar la caravana para que estacione donde desees, sin importar cuán ajustado sea el espacio. Además, la gran batería y los paneles solares del Coco E-Camper pueden hacer que funcionen muchas de las cosas que necesita un campamento, como calefacción, refrigeración o la cocina.

Por supuesto, todo esto todavía se encuentra en la etapa de investigación. Dethleffs dice que las pruebas del vehículo comenzarán en 2019 para confirmar cómo la caravana eléctrica influye en el alcance y la eficiencia.

Desde luego, resulta inspirador ver una caravana que por fin cumple con los estándares de sostenibilidad reales para la preservación del medio ambiente.