Volvo se ha dado cuenta de la importancia de la comunicación de sus vehículos autónomos ya no solo con otros, sino también con su entorno.

La marca sueca ha conseguido que sus coches y camiones se comuniquen entre sí vía V2V (vehicle-to-vehicle, vehículo a vehículo). Esta conexión será posible gracias a los sistemas de comunicación instalados en sus vehículos Volvo quienes se comunicarán a través del sistema Hazard Light Alert.

Pues bien, esto no es todo, la marca sueca ha conseguido que sus coches y camiones se comuniquen entre sí a través de la nube. El servicio, llamado Connected Cloud, permite obtener información precisa del estado de la carretera, desde peligros o simple situaciones que podrían resultar peliagudas dependiendo del vehículo.

”Cuantos más vehículos compartan estos datos en tiempo real, más seguras serán nuestras carreteras. En el futuro esperamos colaborar con otros socios que deseen compartir nuestro compromiso con la seguridad vial”, explica Malin Ekholm, vicepresidenta del Centro de seguridad de Volvo Cars.

Por el momento no hay un sistema estandarizado para todos los coches. Sólo los Volvo y los camiones de Volvo se beneficiarán de esta tecnología que funciona únicamente en Noruega y Suecia; aunque hay otros fabricantes detrás de desarrollar sus propios sistemas.

Por el momento este programa piloto de Volvo es sólo el principio…