Closca es un estudio de diseño con sede en Valencia. Su primer proyecto fue Closca Helmet, un casco plegable pensado para la comodidad, tanto de su uso como su transporte con un diseño sencillo y atemporal.

Ahora la marca regresa con Closca Bottle, una botella de vidrio reutilizable y 100% reciclable que empezó como un proyecto de crowdfunding en Kickstarter e Indiegogo  y que, tras el gran éxito obtenido en ambas plataformas, podría convertirse en un movimiento social para acabar con las botellas de plástico.

Closca Bottle; tu última botella

En la actualidad el mundo compra 1 millón de botellas de plástico por minuto y, si seguimos así, para 2021 su consumo será de 1 billón al año. Por ello, Closca Bottle quiere ser tu última botella. Todos necesitamos consumir agua diariamente pero, ¿por qué no hacerlo de una manera sostenible?

Diseño, innovación y conciencia medioambiental

Closca Bottle está fabricada con uno de los vidrios más resistentes del mercado (borosilicato) y está 100% libre de BPA. Gracias a su diseño funcional y un recubrimiento de silicona con solapa, la botella se adapta fácilmente sin esfuerzo en la bici, bolso, carrito, mochila, etc.

Tiene dos tapones, uno en la parte superior por el que se ingiere la bebida y otro inferior que facilita su limpieza. Además, uno de los accesorios que tiene es un filtro para infusiones, para que puedas llevar contigo allá donde vayas ese té que tanto te gusta.

A Closca le preocupa el futuro de nuestro planeta. El desmesurado aumento en la producción de botellas de plástico ha servido de inspiración para crear Closca Watter App, una aplicación que busca un nexo de unión para todas aquellas personas que rehusan el uso de botellas de plástico y promover así el movimiento #mylastplasticbottle. En ella podrás encontrar los lugares en los que rellenar tu botella con agua potable y olvidarte, para siempre, de comprar agua embotellada.

Closca Watter App es totalmente gratuita y está disponible para descargar en Apple Store y Google Play.