Chanel, uno de los líderes mundiales en el sector lujo, ha anunciado este lunes haber adquirido una participación minoritaria en el retailer online británico Farfetch como parte de su estrategia para ampliar los servicios digitales de la casa de costura francesa.

La casa de modas no es ajena al marketing digital y vende sus gafas, fragancias y productos de belleza online, pero se ha resistido durante mucho tiempo a introducir otro tipo de productos más de moda como bolsos, zapatos o las mismas prendas de la marca.

Pero no quieren que nos confundamos, el acuerdo de Chanel con Farfetch estará enfocado en implementar el ‘sistema operativo’ de la compañía para minoristas físicos a fin de mejorar la ‘experiencia boutique’ de Chanel. Como parte del acuerdo, Chanel está invirtiendo en Farfetch aunque los términos de la transacción no han sido revelados todavía.

Coco Chanel (1965)

“No estamos comenzando a vender Chanel en el mercado de Farfetch, quiero ser muy claro al respecto”, explicó Bruno Pavlovsky, presidente de moda de Chanel. “Nuestra posición en el comercio electrónico es la misma. Queremos conectar a nuestros clientes con nuestro producto y nuestras boutiques son la mejor manera de hacerlo. Somos muy coherentes en nuestra estrategia, pero estamos utilizando los conocimientos de Farfetch para acelerar esto”.

“La misión de Farfetch es reinventar la experiencia de compras de lujo tanto online como offline”, agregó el fundador y CEO de Farfetch, José Neves. “La moda no se puede digitalizar como la música. La experiencia física continuará siendo donde ocurre la mayor parte de la acción “.

Chanel quiere implementar herramientas digitales sin perder su esencia

Y es que, hasta ahora, la experiencia de compra se había visto mermada a través del comercio online, y por eso juntas pretenden crear nuevas experiencias y servicios (basados en las herramientas digitales y la realidad aumentada) con los que marcar un antes y un después en la industria del lujo.

El servicio debería lanzarse a lo largo del año, aunque no se han dado detalles sobre las condiciones de financiación del acuerdo.

Farfetch conecta a vendedores con artículos de lujo de moda de más de 700 tiendas en todo el mundo y Chanel ya ha invertido en el desarrollo de funciones digitales para las tiendas físicas que podría adaptarse a sus nuevos socios. Todo apunta a que los dos grandes pueden salir victoriosos tras su unión.