Si os gustan los videojuegos y frecuentáis ese mundo estaréis familiarizados con ese molesto proceso de tener que actualizar el juego que os acabáis de comprar una vez lo habéis instalado. Sí, no sólo toca esperar unas horas a que el disco instale los muchos gigas de videojuego sino que, una vez que ha acabado, la consola os pedirá un ratito más de vuestra vida mientras busca y actualiza el título porque los desarrolladores han lanzado el típico “Parche de Día Uno” corrigiendo errores. Pues bien, eso ha llegado al cine y la protagonista es “Cats”, la película.

Para sorpresa de todo el mundo, tras el estreno de la película, a los discos duros de los cines de todo el mundo comenzó a llegar una actualización -un parche, en definitiva- de bastantes gigas que tenía el objetivo de “mejorar los efectos visuales” del film “Cats”.

Como vemos en la fotografía que la directora y periodista Jenelle Lynn Riley publicó en Twitter, en ese fotograma se puede observar que Judi Dench -icónica actriz británica y parte del elenco protagonista de la película- tiene un anillo puesto y que mantiene su mano humana, cuando debería ser parte de la pata del gato.

Este ejemplo es parte de los muchos errores que tiene la película, principalmente motivados por la falta de cuidado y tiempo que han sufrido desde postproducción para dejar la película perfecta para el estreno.

Por fortuna, hace años que los rollos de cinta que antes poblaban los cines de todo el mundo fueron sustituidos por la tecnología digital, distribuyéndose las películas vía internet, viajado de disco duro en disco duro, ahorrando en bobinas y, como en este caso, posibilitando la opción de arreglar un problema de niveles gargantuescos en tan sólo unas horas.

Antes nos preguntábamos si esta es la primera vez que pasa esto en el mundo del cine y, pese a que nos gustaría deciros que sí, el sector que comenzó con los hermanos Lumière es lo suficientemente viejo para haber sufrido todo tipo de contratiempos.

Como vemos en esta lista de la revista Vanity Fair los ejemplos son pocos para los años que tiene el Séptimo Arte, pero algunos de los más sonados son “El Resplandor”, que según los expertos el propio Stanley Kubrick lanzó una versión recortada de su película una semana después de su estreno para que fuera algo más corta; o “Wonder Boys”, película del año 2000 en la que se eliminó una línea de diálogo de una escena en la que Tobey Maguireva citaba nombres de actores que se habían suicidado en Hollywood.

Como veis esto no es nada nuevo, pero sin duda puede convertirse en una situación más normalizada debido al cambio de paradigma de analógico a digital, ya que estos “parches día uno” son más fáciles de introducir y con un menor coste. Eso sí, esperamos no tener que traer una noticia de este tipo en mucho tiempo, por el bien del cine.