Puede que ‘casual‘ no sea el adjetivo apropiado para Lucía Cuesta como gamer, pero debe estar acostumbrada a que le pongan títulos que no van con ella.

Ella y su hermana gemela, Helena, son dos chicas de Aluche aunque la gente (con nuestro habitual false pattern recognition) piense que son del barrio de Salamanca. Cuando hablas con ella te das cuenta de que estaría más cómoda en un mapa del Doom que en el Palacio de Versalles. Bueno, igual le gustaría que el segundo fuese un mapa del primero.

View this post on Instagram

Expeliarmus! ⚡️

A post shared by Lucia Cuesta (@luciacuesta_) on

Estudió en el IED, es estilista, su instagram se sale y tiene una marca de joyas, Them Bones. Es decir tiene todo lo que hay que tener para que tú ya te hayas hecho una idea del tipo de chica que es. Pues descártala.

A Lucía le invitan a fiestas guays y se pira a la media hora, su tía es un icono de la música española pero ella ni lo menciona (nosotros tampoco lo haremos) y en sus joyas no encontrarás osos redonditos y amorosos. Ella es más de dentaduras de piraña, coronas de espinas y manos huesudas.

Dicho esto ¿te imaginas a qué juega Lucía? Seguro que no así que deja que te lo diga ella.

¿A qué estás jugando ahora mismo?

Call of Duty, Warcraft, Overwatch.

¿PC o consola?

PC porque puedo jugar cuando quiera y donde sea.

¿A qué juego le has dedicado más horas en tu vida?

Al WOW (desde los 16 años)

¿Cuánto juegas al día?

Depende, cuando tengo tiempo. Juego más los fines de semana.

View this post on Instagram

🖐🏽 @her__line 🖐🏽

A post shared by Lucia Cuesta (@luciacuesta_) on

¿Cuánto jugarías si pudieras?

Esa época ya la pasé con 16, 17. Mi vida consistía en quedar con mis amigos y jugar hasta las mil.

¿Qué juego te habría gustado hacer?

Bloodborne y The Last Guardian.

¿Género favorito?

Beat’em up, supervivencia de terror, disparos…