Ayer, a las 8 (PST) Elon Musk desveló en Hawthorne (California) su último vehículo; un camión eléctrico. Con una autonomía de aproximadamente 800 km (aunque algunos informes han marcado alcances de 320 y 480 km).

Musk también ha prometido conducción autónoma y Tesla dice que de momento tiene capacidad semi autónoma.

Diseño 100% Tesla

Como era de esperar, el camión de Tesla luce un diseño fuera de lo común. Se parece más al casco de Darth Vader que a un camión convencional. Según The Verge, Tesla presentó dos camiones,  enfrentados directamente a dos competidores con motor diésel; Freightliner e International.

A diferencia de los motores de conducción, Tesla ha optado por esconder toda la electrónica eliminando por completo la parrilla. En su lugar parece haber una compuerta con espacio para almacenaje. Pero una de las cosas que llama más la atención es la posición del conductor, colocado en el centro de la cabina, a su vez posicionada más adelante.

Los diseñadores de Tesla han optado por esta configuración para permitir que se pueda caminar dentro de la cabina, a la vez que se crea más espacio de almacenaje. Algo que la compañía decidió tras hablar con camioneros profesionales.

En esta versión no hay cama, pero parece ser que se incluirá en modelos futuros.

Autopiloto y asistencia en la conducción

Dentro de la cabina se encuentran dos pantallas a ambos lados del volante, iguales a las del Modelo 3. En el camión, la pantalla de la izquierda controla las funciones del vehículo, mientras que la de la derecha tiene los controles típicos de radio y navegación.

A parte de los grandes retrovisores exteriores de los camiones convencionales, las pantallas interiores muestran imágenes grabadas con las cámaras instaladas en los espejos exteriores. Tesla dice que forman parte del sistema Autopilot, pero que también ayudarán a los conductores a acostumbrarse a estar ubicados en el centro de la cabina.

Momentos difíciles en Tesla

El camión (o Semi truck) de Tesla llega en un momento complicado para la compañía californiana. El Modelo 3 todavía no se ha entregado a unos 500.000 clientes que han pagado $1.000 para reservarlo. Tesla y Musk llevan un tiempo defendiéndose, admitiendo encontrarse en un ‘infierno de producción’ en la planta de montaje de la Gigafactory de Fremont, Nevada.

Los retrasos en la producción del Modelo 3 son una de las razones por las que Musk pospuso la presentación del Semi truck.

Tesla también informó este mes que ha tenido su peor cuatrimestre de la historia, perdiendo casi tanto en lo que llevamos de año como lo perdido en 2016.

Tesla ha firmado ya un pedido de cuatro de sus camiones, por parte de Meijer Inc., una empresa de Michigan. Cada reserva ha costado $5.000 (según Bloomberg).