A un ritmo difícil de seguir, da gusto ver cómo Boiler Room sigue siendo capaz de sorprendernos con carteles como el de ayer en la sala El Principito de Madrid con Madlib en primera fila.

Fotos: Andrés Alcázar y Camile Blake

Madlib: ready 2 rumble Foto: Andrés Alcázar

Con el aforo al máximo y un público con ganas de bailar, la sala se llenó pronto para recibir a los cuatro DJs que venían de la mano de Boiler Room y Budweiser bajo el nombre de What’s brewing.

El líder de la banda Bankrobber, Diego Armando, más conocido como Xavier Riembau, fue el primero en ponerse a los platos. Con un set orgánico, de toques tribales y sonidos africanos pinchados en vinilo, debutó en el Boiler Room con una sesión más pensada para ser escuchada que bailada y algún salto de beat. El ritmo fue subiendo a medida que pasaba el tiempo y sirvió de warm up para lo que venía después.

Fotos: Andrés Alcázar

La segunda en tomar la cabina fue Alicia Carrera. La manager de Hivern Discs y anfitriona del programa experimental Zauberstrab Radio optó por un set a medio tiempo, más electrónico y con algunos tracks que coqueteaban con el disco y sintes ochenteros combinados con sonidos más oscuros.

Pero la pista se la ganó Mafalda. La DJ portuguesa afincada en Londres sacudió las caderas de todos con un set de disco, latin jazz y funk pinchado en vinilo, sin importar la mezcla tanto como las ganas de bailar. Las caras de felicidad reemplazaron a las mandíbulas apretadas haciéndose selfies y por una hora nadie pudo pensar en nada más que bailar. Mafalda dio ayer lo que cualquiera pide a una Boiler: buena música para escuchar, pero también para bailar.

Mafalda
Foto: Camile Blake

Con Madlib, los cuellos y las manos se pudieron a votar y los que más se conocen su carrera se lanzaron a rapear. Tras 4 años desde su última aparición en un Boiler Room, Madlib dio una masterclass de estilos y sonidos diferentes, recorriendo todas sus obras e influencias musicales. No faltó rap, ni disco, ni soul, y aunque él se llevó los corazones de todos, sobre todo cuando soltó Survival of the fittest de Mobb Deep en homenaje al fallecido Prodigy, insisto: la pista fue de Mafalda.

Fotos: Andrés Alcázar

Boiler Room, nació como una fiesta en casa streameada y no ha parado de crecer exponencialmente desde entonces. Con eventos mundiales con tantas marcas como uno pueda imaginar, captando la atención y cubriendo los cachés de estrellas como Skrillex y Erol Alkan, da gusto ver que no dejan de traer a nuevos artistas y leyendas alejadas del mainstream.

Aquí puedes ver el set entero del What’s Brewing de Madrid.