Birk Schmithüsen (Aachen, 1986) presenta, a lo largo de una residencia prolongada en el LABoral Centro de Arte de GijónSpeculative Artificial Intelligence / Exp. #2 , una obra a través de la cual el artista nos hace testigos de la “conversación” entre dos inteligencias artificiales.

Gracias a una instalación audiovisual, Birk nos sumerge en una experiencia de luces y sonidos que representan un diálogo infinito entre dos redes neuronales. La obra, que nace de un experimento personal, termina por abrir un debate sobre el funcionamiento interno de las inteligencias artificiales que nos asisten (y vigilan) cada día y el propio significado de la comunicación, ya sea entre humanos o máquinas.

Hablamos con Birk sobre IAs y acaba relacionándola con el arte, la poesía y nuestra responsabilidad como usuarios de tecnologías que, por la velocidad de su desarrollo, casi no nos dan tiempo a reflexionar sobre ellas.

Foto: Birk Schmithüsen

Rewisor: ¿Dónde empezaste a combinar instalaciones acústicas, visuales y elementos conceptuales?

Birk Schmithüsen: Estoy profundamente enraizado al movimiento y la escena de la música electrónica de Berlín, y empecé a hacer proyecciones y video mapping para decorar clubs de techno en 2010. También tocaba la guitarra en varios proyectos y pinchaba música electrónica. Todo me ha ido llevando lógicamente a combinar estos elementos. De 2014 a 2018 estudié arte multimedia en la Universidad de Bellas Artes de Leipzig.

Ofrecen muy buenos cursos teóricos y, en general, enfatizan mucho en el apartado conceptual de la producción artística. Me influyeron mucho para llevar mi trabajo de los elementos puramente estéticos y decorativos a algo más conceptual, con múltiples capas de percepción y entendimiento.

RWSR: ¿Cuándo empezaste a introducirte en el mundo de la IA?

Birk: Mi fascinación comenzó en 2016 con la idea de que las redes, entendidas como una suma de pequeñas unidades, pueden crear comportamiento inteligente que es posible modelar. Fue entonces cuando creé una instalación audiovisual que replicaba el comportamiento de una red de neuronas y sinapsis.

En 2018 empecé a darle vueltas al aprendizaje profundo (Deep Learning) y experimenté con TensorFlow, la plataforma de aprendizaje automático de Google, para aprender a usarla como medio o herramienta artística.

RWSR: ¿Qué fue lo que te atrajo de la tecnología inmersiva?

Birk: Me fascinó la idea de usar redes neuronales como herramientas para crear instalaciones audiovisuales. La aleatoriedad y los algoritmos ya tienen cierta historia en el arte y siempre se ha tratado de crear un sistema al que, por un lado, el artista pueda dar forma y por otro, se vaya creando por su comportamiento impredecible.

Para mí, la IA parece ser la próxima gran herramienta para crear sistemas de comportamiento autónomo.

RWSR: ¿Cómo empezó “Speculative Artifical Intelligence”?

Speculative Artificial Intelligence Exp.2

Birk: Speculative Artificial Intelligence es una serie de investigación artística que empezó en 2018 cuando di los primeros pasos para entender el funcionamiento de las redes neuronales.  Ya en 2017 construí la escultura de luz “Interspace”,  usándola como un traductor visual de investigación estética, y así poder visualizar todo lo que ocurría en la red neuronal.

Tras resolver los típicos problemas técnicos, probé varios tipos de configuraciones de la red. Repetí el proceso una y otra vez con diferentes parámetros y observé el resultado. Me pareció tan interesante que decidí convertir el proceso de entrenamiento y la predicción a través de la traducción visual directa de “Interspace” en una obra de arte en sí misma. Así fue como surgió la primera obra de la serie.

RWSR: ¿Siempre fue tu objetivo hacer que dos IAs se comunicaran entre ellas?

Birk: No, pero sí que lo fue crear sistemas con un comportamiento impredecible y a la vez manejable. Dos IAs en un circuito cerrado ofrecen muchas posibilidades para crear comportamientos bastante complejos. También crea procesos evolutivos que somos capaces de seguir, gracias a la traducción visual. Para mí, esa composición audiovisual cambiante e infinita tiene un gran potencial poético.

RWSR: ¿Qué es lo que quieres retratar en esta obra y tu obra en general?

Birk: Al tratarse de una obra de investigación artística y estética sobre Inteligencia Artificial, básicamente lo que busco es compartir la experiencia adquirida en el proceso. Espero que cuando alguien quiera entender lo que ocurre en ese circuito cerrado, se haga preguntas acerca del comportamiento y la funcionalidad de la IA.

Actualmente es muy importante hacerse preguntas sobre las tecnologías emergentes, que crecen a tal velocidad que apenas hay tiempo para reflexionar sobre ellas.

El experimento de comunicación entre IAs plantea también algunas preguntas que van más allá de la propia tecnología: ¿qué hace importante la comunicación? ¿Necesitamos el mismo idioma para comunicarnos los unos con los otros?

Retrato el comportamiento de tecnologías emergentes para plantear preguntas sobre ellas, pero también examino el uso de tecnologías emergentes como herramientas artísticas de creación de belleza y poesía. Como te decía, me gusta crear instalaciones audiovisuales que se pueden entender con el intelecto, para plantear preguntas, pero que también puedan verse solamente por su belleza, su unicidad y su capacidad de hacernos soñar.

RWSR: ¿Cuál es la reacción más habitual en la gente al ver tu obra? ¿Se preguntan por el funcionamiento de las IAs?

Birk: Puede que esa sea la segunda o tercera reacción. La primera suele ser o el entendimiento del montaje experimental o de la apariencia visual. Es un muy buen punto de inicio para abrir la conversación sobre el comportamiento de la IA.

Prefiero mostrar el Exp. #1 (asociación audiovisual), sobre el proceso de entrenamiento de la red neuronal como una performance. Trabajo con el colectivo de performance “ArtesMobiles”. Hemos montado el “Audiovisual Research Lab for Artificial Intelligence” (Laboratorio de investigación audiovisual para la Inteligencia Artificial), donde los visitantes puede ir a ver los procesos de entrenamiento y predicción, y después les dejamos que hagan preguntas y comenten sobre ello.

RWSR: ¿Se podría decir que la tecnología ha inspirado mucho tu obra?

Birk: Sí

RWSR: ¿Dirías que en el futuro todo estará manejado por IAs? ¿Qué les dirías a quienes temen que sea así?

Birk: Creo que cada vez más y más decisiones y tareas serán llevadas a cabo por IAs y que la complejidad y el desconocimiento de las relación que estas tienen con las decisiones que terminan por afectarnos cada día en nuestras vidas crecerán.

Pero es nuestra generación la que está al cargo del diseño de ese futuro. El proceso está dominado por los gigantes tecnológicos, como Google, Facebook y Amazon, pero nosotros somos los que tenemos la última decisión sobre qué usar (y es nuestro uso lo que los apoya y respalda) y qué no. Así que me gustaría empoderar a todos para que reflexionen sobre estas tecnologías emergentes y sean capaces de justificar por qué usan o no determinados servicios.

RWSR: Si pudieras elegir uno como herramienta artítica; IA, Big Data o Computer Vision, ¿Cuál eligirías?

Birk: Probablamente IA, pero sin datos es inútil, así que no sería muy interesante. Haría otra cosa, probablemente, una escultura cinética a lo mejor.