Fotos: Pablo Alzaga

Con tan sólo escribir la palabra “Be” en la Play Store (tienda de aplicaciones del sistema operativo de Android, el más utilizado del mundo actualmente) la primera app que aparece es BeSoccer.

Con más de 35 millones de descargas en sistemas móviles, 2,500 millones de impresiones mensuales y una valoración que roza la excelencia con cientos de miles de opiniones, podemos hablar, sin duda alguna, de que la idea que salió de la mente del malagueño Manuel Heredia, hace ya más de 10 años, ha sido un éxito de escala internacional.

El ‘next billion user’ de Facebook

En Senegal, por ejemplo, tiene una penetración del 65%. Eso significa que más de la mitad de los habitantes del país con acceso a internet han usado la aplicación alguna vez durante el último año.

Senegal no es ni mucho menos un caso aislado. En muchos países del continente africano BeSoccer es la app de fútbol más descargada. Los usuarios por los que Zuckerberg daría la vida.

Foto: Pablo Alzaga

A toro pasado, es fácil intuir o adivinar que una aplicación como BeSoccer triunfaría. Como pasa con todas las ideas innovadoras y exitosas, su justificación a posteriori es sencilla de explicar. Pero esto tan sólo es un engaño, un mecanismo de nuestra mente para intentar entender lo que nos rodea y no sentirnos como unos idiotas por no haber sido nosotros los últimos en inventar la rueda, dar el pelotazo y ser los nuevos Elon Musk.

Como le pasó a Mark Zuckerberg o a Jack Dorsey (creadores de Facebook y Twitter respectivamente), Manuel Heredia tuvo una idea que casaría perfectamente con los nuevos tiempos del deporte y la información, y se apoyó en la tecnología para llevarla a cabo. El cómo y el por qué son fáciles de explicar, como vamos a hacer ahora, pero el éxito no. El motivo del éxito os lo dejamos a vosotros.

Los orígenes de BeSoccer

Lo primero es situar a nuestro protagonista al comienzo de la historia. Para ello tenemos que viajar al año 2006, cuando Manuel Heredia es fichado por una empresa de desarrollo cobrando el salario mínimo interprofesional (unos 600 euros al mes en aquella época). En la empresa se encargaba de llevar datos futbolísticos tales como son los resultados de los partidos. Pero este trabajo le durará poco, ya que a los cinco meses de estar en la empresa Manuel se lesiona jugando al fútbol (era portero de un equipo de fútbol sala amateur). Una triada, es decir, una de las peores lesiones dentro del mundo del deporte.

La recuperación, que entre operación, reposo y rehabilitación se alarga a un año entero, es la que le anima a potenciar su blog de tecnología (aún hoy abierto, pero no activo). Y a su vez se anima con un nuevo proyecto, uno en el que los resultados de fútbol eran el centro de la información, animado por la situación del equipo de su ciudad (Málaga), ya que por aquel entonces estaba en segunda división y conocer los resultados de esos equipos de divisiones tan bajas era complicado para los aficionados (recordemos que Twitter, hoy fuente diaria de información, nacía ese mismo año en EEUU y tardaría unos años en instaurarse a nivel mundial).

Foto: Pablo Alzaga

Siendo el Marca el único referente que teníamos en España para estar informados de lo que ocurría en el mundo del fútbol, Manuel ve que con su proyecto de resultados de fútbol puede conseguir llegar a millones de aficionados de todo el país, los cuales tienen problemas para informarse de sus equipos.

Para combatir esto, decidió hacer una página web donde estuvieran todos los resultados de los partidos publicados y la gente pudiera comentar sus impresiones y opiniones de los encuentros, consiguiendo así que los usuarios tuvieran una interacción entre ellos hasta ahora imposible. Manuel quería adelantarse a un fenómeno mundial que años más tarde veríamos y lo consiguió.

Este proyecto le fue tan bien que, cuando le tocó volver a incorporarse al trabajo tras recuperarse de la rotura de rodilla, un importante grupo le llamó interesándose por sus servicios. Por motivos familiares y de salud (quería quedarse en Málaga y recuperarse bien de la grave lesión), tuvo que rechazar la propuesta del contrato y también declinar una oferta por comprarle el proyecto de los resultados de fútbol. Nuestro protagonista creía en su idea.

Eso sí, como pasa con la gente que tiene un don, a los pocos días le volvieron a llamar, ahora de 20 Minutos, con una oferta de trabajo para que les ayudara con el tema deportivo del periódico. La diferencia es que esta vez sí llegó a un acuerdo ya que le permitían trabajar desde casa, por lo que inmediatamente Manuel se puso manos a la obra. Su área de influencia, como vemos, comenzaba a crecer.

Foto: Pablo Alzaga

Tanto es así que al año pasó del 20 Minutos a una subcontrata de La Sexta, como jefe del departamento de programación, con tan sólo 24 años. Fue trabajo suyo la creación de las primeras versiones web de la La Sexta, el Intermedio o el Eurobasket, entre otras. Eso sí, esta aventura sólo duró 8 meses. Según sus propias palabras, fue muy duro coordinar un grupo de trabajadores con tantos altos cargos por encima, donde las luchas de poder y las batallas por defender a su equipo acabaron agotándole.

Tras algunos viajes y tiempos muertos decide volver a lo que le gustaba, a su proyecto, precisamente el que le puso en la órbita de los cazatalentos del sector, la página web de resultados de fútbol donde los lectores podían escribir y comunicarse con otros aficionados. Él sabía que su idea podía triunfar en pleno boom de las redes sociales.

A los cuatro meses de ponerse en serio con su web, y gracias a los contactos dentro del mundo de la comunicación que había ido cosechando, ya consigue hacer rentable el proyecto. Es, por primera vez, cuando se dedica profesionalmente a su idea, ya que consigue monetizarla y vivir de ella. Esto sucede a finales de 2008. Sí, hace más de 10 años.

En este tiempo Manuel experimenta todo tipo de enfoques con la web, tocando palos como los videojuegos, y siempre desde una base autodidacta, ya que Heredia no tiene formación universitaria (una semana en la carrera de informática le bastó para saber que no quería ese futuro para él). Aprender por su cuenta y probar hasta donde llegaban sus límites fue toda la base que necesitó para ir armando lo que hoy es “BeSoccer”.

De Resultados de fútbol a Besoccer

Tras unos años de crecimiento lineal llega la movilidad tecnológica, un fenómeno natural que se dio en la sociedad, la cual dejó de buscar informaciones en el ordenador, para hacerlo en el móvil. Es en ese punto, año 2014, cuando Manuel ficha a dos desarrolladores para lanzar versión Android y versión iOS del proyecto, para así adaptarse a la transformación que estaban viviendo. Desde ese preciso instante, el crecimiento se vuelve exponencial.

Es entonces, en 2014, cuando “Resultados de fútbol”, el nombre del proyecto y de la web desde los inicios, comienza a llamarse “BeSoccer”, ya que el producto se internacionaliza. Eso sí, en los primeros compases este nuevo nombre no significa nada, sino que tan sólo era una nueva forma de referirse al proyecto fuera del ámbito hispanohablante.

Foto: Pablo Alzaga

Fue ya al siguiente año, y tras un largo viaje por Estados Unidos que le hizo ver las cosas con perspectiva, cuando Manuel define el proyecto que acabaría triunfando a lo grande. “BeSoccer” como marca internacional de la empresa y medio de noticias deportivas, con todos los datos al alcance de la mano en la aplicación y página web, y “Resultados de Fútbol” ya sólo como proyecto web en español que diese los marcadores.

El crecimiento fue tan grande en la empresa que Manuel pasó de tener 12 personas en 2014 trabajando para él a tener 100 empleados en 2018. 45 son periodistas que escriben en cuatro idiomas, 20 son empleados en el departamento de datos, 25 están en la parte técnica (diseñadores y programadores) y otras 10 personas en dirección y marketing.

El ‘moneyball’ digital

Manuel rechaza el mote pero le va al pelo. Actualmente, la web “Resultados de Fútbol” tiene 6 millones de usuarios únicos mensuales y “BeSoccer” unos 10 millones de usuarios únicos mensuales, en las webs, ya que estos datos no cuentan a las apps de iOS y Android, las cuales se han descargado más de 25 millones de veces en todo el mundo. En un día de partido, la API de su base de datos llega recibir 70.000 peticiones por segundo.

Tal es el éxito de la aplicación que es la app española de deportes que más descargas y tráfico tiene, incluso más que periódicos líderes en el sector como pueden ser Marca o Mundo Deportivo.

Parte del éxito de todo esto se sustenta en el trabajo de los 45 periodistas, los cuales están cubriendo las 24 horas las novedades del mundo del deporte llegando a redactar unas 600 noticias diarias. Toda una proeza que se gestiona de forma automatizada bajo la tutela del criterio humano, decidiendo qué temas son los más importantes y mediáticos. Además de redactar en cuatro idiomas distintos: español, francés, inglés y portugués. Y no son idiomas elegidos al azar, ya que al escribir en inglés y francés se han colado en el TOP de apps deportivas en todo el continente africano, y con el español y portugués han hecho lo mismo en toda Sudamérica. Como veis, no hay detalles elegidos al azar.

Foto: Pablo Alzaga

Los datos que manejan se remontan hasta 1850, con millones y millones de datos de partidos, jugadores, ligas y campeonatos de todo el mundo, siendo uno de los bancos de datos más grandes del mundo del deporte al poseer ente el 90 y el 95% de los resultados jamás habidos en el fútbol profesional. ¿Quieres saber qué jugador turco metió un hat trick en 1960 en su primer partido como profesional? Pues vete bajando la app.

BeSoccer en números

Actualmente BeSoccer trabaja en el desarrollo tecnológico y deportivo de más de 10 clubs nacionales e internacionales. Entre ellos están el Málaga, Real Betis, Espanyol, Leganés, Celta de Vigo, Córdoba, Granada, Las Palmas, El Palo, Millonarios (Colombia), Lens (Francia), Pádova (Italia) y el BeSoccer UMA Antequera

El último es  un equipo de Primera División de la LNFS (Liga Nacional del Fútbol Sala), se la cual también son partners tecnológicos..

El año pasado lo cerraron acercándose a una facturación anual de 5 millones de euros y más de 100 trabajadores, siendo la app de deportes con más tráfico en España y top 10 en más de 60 países.

El seguimiento es tal, que tienen datos específicos de todos los jugadores, como pueden ser lo fuerte que golpea la pelota, la marca de ropa que viste y el tiempo que le queda de contrato, la lesiones que ha tenido y dónde, cuanto vale en el mercado y así hasta 600 atributos más por futbolista.

Es tal la fiabilidad de sus datos y el seguimiento que hacen, que actualmente trabajan con muchísimos clubs de fútbol profesionales para hacerles el scouting de una forma más rápida, sintética y completa. Está claro que, con informes de jugadores tan exhaustivos, los equipos no podían tardar en interesarse por sus servicios. 

Y no sólo esto, ya que su obsesión por los números y la documentación hace que tenga un sistema de agregación de datos que es una de las claves para conseguir llegar a casi todas las competiciones del mundo y estadísticas, incluso de ligas infantiles, haciendo uso de datos públicos y se encuentran en las webs de las federaciones deportivas. El mérito de BeSoccer es almacenarlas y darles un sentido, para que aquellos que sepan qué buscar saquen información útil.

A Marcelo Bielsa y a Pep Guardiola, entrenadores famosos por sus métodos casi científicos y su perfección a la hora de estudiar al rival para conseguir que sus equipos sepan adaptarse a cualquier situación, estoy seguro de que si les habláramos de esta aplicación y de lo que puede conseguir con tan sólo un clic negarían de su existencia, y te dirían que algo así no puede existir, sosteniéndose en una sencilla justificación: los sueños no se suelen hacerse realidad.

Manuel Heredia ha demostrado que no es así. “BeSoccer” es real y es el sueño de cualquier enamorado del deporte rey.