Ayer se presentó en París la colección Primavera/Verano 2017 de Pigalle.

En unos jardines parisinos con un ambiente bucólico muy diferente al del barrio que da nombre a la marca, Stephan Ashpool presentó una colección que vuelve a sorprender por la evolución que está experimentando la marca.

Con una predominancia de los colores pastel, motivos floridos y telas suaves, se puede ver una clara inspiración del amor. No decimos esto porque lo ponga la nota de prensa, sino porque para confirmar lo que ya sugerían las prendas y el pathos del desfile, éste acabó con la boda de Ashpool casándose con su prometida.

Mechas de colores en el pelo, una marca de estilo del propio diseñador, colores lilas, cremas y blancos sobre tejidos vaporosos han sido una de las claves de la nueva colección en la que una vez más Pigalle desdibuja la línea de la feminidad y masculinidad, mostrando una estética masculina sensible y delicada.

La guinda la ha puesto la participación de Yung Beef en el desfile. El chico de oro del trap español fue el único de su banda, los Pxxr Gvng, en desfilar después del concierto que dieron el martes en el Moulin Rouge pero no fue el único artista español en asistir al desfile-barra-enlace. Entre los invitados estaban Andrea Vandall, una de las socias promotoras de Cha Cha, The Club y Sita Abellán, la techno princess murciana que se ha convertido en la chica más solicitada desde que apareció en el vídeo de Rihanna, #BBHMM, y en la que se dice que la cantante se ha inspirado y sigue inspirándose para muchos de sus looks.

Fotos: Zelinda Zanichelli