ARMAR-6 podría ser uno de los ayudantes robot más avanzado de la actualidad y, como consecuencia, podría ser una rápida vía de entrada robótica en el desempeño del trabajo manual realizado hasta ahora por humanos.

ARMAR-6 no solo te pregunta qué tipo de llave inglesa necesitas cuando le pides ayudar, si no que sus creadores están trabajando para que él solo decida cuál es la herramienta que necesitas para cada situación. Es decir, planear una escena y ser capaz de planear acciones complejas en tiempo real.

Según uno de los portavoces del proyecto, ARMAR-6 es capaz de predecir el trabajo que está desempeñando un humano y responder de manera proactiva. Eso quiere decir que el robot es capaz de adelantarse a las decisiones humanas y reaccionar con antelación en experimentos sencillos. Por ejemplo; estás montando una mesa y antes de que le pidas a ARMAR-6 que te acerque un martillo él ya te está esperando con uno en la mano. Ahora habrá que ver si es capaz de tomar decisiones propias en casos más complejos.

Este proyecto se ha llevado a cabo en diferentes ciudades europeas. El hardware y el sistema de diálogo se desarrollaron en el laboratorio del investigador Tamim Asfour del Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT) en Alemania y pertenece a la familia ARMAR, de la cual el primer miembro fue creado en el año 2000. El sistema de visión proviene de la Universidad de Sapienza en Roma y del University College de Londres.

El proyecto, llamado SecondHands, se está probando en una nace altamente automatizada operada por Ocaso, una tienda de alimentación online que ha invertido 7 millones de euros para el desarrollo de la tecnología.

ARMAR-6 es una muestra más de los grandes avances que se están alcanzando en la automatización, que afecta a muchos sectores laborales. Los robots asumen acada vez tareas más complejas en fábricas y almacenes.

Según el equipo de investigación del MIT liderado por Julie Shah, ha demostrado que para el desarrollo de ciertas tareas es más eficiente el trabajo combinado de humano-máquina que humano-humano o máquina-máquina, pero esto podría cambiar con robots como ARMAR-6, cuando ya no necesita a un humano para aprender si no que puede hacerlo por su propia cuenta.