Estos últimos días se ha estado barajando que Apple podría estar reduciendo el rendimiento de ciertos modelos de iPhone como el 6/6s/SE/7, en los que la batería se agotaba cada vez más rápido con el objetivo de preservar la autonomía del teléfono.

Un usuario de Reddit aseguró que al cambiar la batería de su iPhone 6s notó cómo su rendimiento mejoraba de forma notable, lo que generó bastante ruido en las redes sociales y unos cuantos portales de noticias sobre tecnología difundieron la noticia.

A la compañía, visto el revuelo generado, no le quedó más que compartir unas declaraciones oficiales explicando el por qué se reduce el rendimiento de los iPhone  6, 6s, SE y 7 con baterías antiguas.

En primer lugar aclara que Apple no está tratando de forzar a los  clientes a actualizar sus smartphones haciendo que sus viejos terminales sean más lentos. Hacer esto sería un movimiento poco inteligente por parte de Apple y, además, podría tener implicaciones legales que ninguna empresa querría sufrir.

“Nuestro objetivo es ofrecer la mejor experiencia para los clientes, que incluye el rendimiento general y la prolongación de la vida útil de sus dispositivos. Las baterías de iones de litio son menos capaces de suministrar las demandas de corriente máxima cuando, en bajas temperaturas, tienen una carga baja de batería o cuando envejecen con el paso del tiempo, lo que puede ocasionar que el dispositivo se apague inesperadamente para proteger sus componentes electrónicos”, indicó Apple.

Osea, que lo que está haciendo la compañía supuestamente es suavizar los picos de consumo de energía altos y cortos que pueden causar problemas en los dispositivos, evitando así que los equipos se apaguen de forma inesperada. Y por lo que parece, continuará realizando esta operación con las baterías de más dispositivos a lo largo del tiempo, para evitar problemas de cierre, congelamiento y otros inconvenientes que pueden empeorar el correcto funcionamiento de sus equipos.

Recordemos que con la actualización iOS 10.2.1, Apple solucionaba un error que causaba que los modelos de iPhone 6s se apagaran inesperadamente; problema atribuido justamente a la entrega irregular de energía de las baterías más viejas. La compañía de Cupertino asegura que esta característica se implementó para iPhone 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus, SE y, a partir de iOS 11.2, para iPhone 7 y 7 Plus.

Parece que no queda otra cosa más que resignarnos y si tenemos problemas con el iPhone, la solución es reemplazar la batería para recuperar en buena medida el rendimiento del dispositivo; además de resultarnos bastante más rentable que cambiar de iPhone.