American A B C D es una colección de libros de edición limitada que dan ganas de vivir en ella.

Se trata de cuatro libros; A B C y D (o blanco, rojo, azul y negro) con más de 650 páginas, donde encontramos una cuidada selección de fotografías que abordan distintos estilos, temas y se relacionan con otras disciplinas artísticas como la escritura, la arquitectura, el diseño y la ilustración.

El proyecto empezó en 2009, cuando Patricio Binaghi abrió una cuenta en una casa de subastas online y adquirió un lote de 3.000 negativos pertenecientes a periódicos locales y regionales de Estados Unidos. Tras varias exposiciones y muestras del material obtenido, el buen resultado obtenido por todos los que habían podido ver el material, hizo que Binaghi tomara la decisión de que tenía que hacer más con ese montón de negativos.

Paripé Books es la editorial responsable de este proyecto; una editorial independiente y nueva cuya base se encuentra en dos grandes ciudades: Madrid y Argentina. Su nombre viene de la conocida expresión española ‘hacer el paripé’, que significa fingir, algo que hoy en día se nos da a todos de maravilla. Su intención es contestar a ello por medio de los libros y los artistas que los componen e invitarnos a todos a reflexionar y echar una mirada atrás y recordar quiénes somos, de dónde venimos y que en esta vida no todo es un ‘paripé’.

Cada uno de los libros está acompañado de una introducción, escrita cada una por uno de estos cuatro autores; Patricio Binaghi, Juan Varela, Victoria Torres y Francisco Salvador.

American A

Todas las fotografías que encuentras en este primer libro se adquirieron en una subasta y pertenecían a diferentes diarios locales y regionales de Estados Unidos entre los años 1950 y 1969, cuya finalidad era la de estampar las noticias locales. Por ello, encontramos fotos de los movimientos beatniks, contraculturales y pacifistas y feministas. En las fotos vemos de forma clara como la estética de los 50 y 60 aún hoy nos influencia. El libro se compone de una colección de 80 fotografías de un lote 3.000 negativos. La autoría de los fotógrafos no se ha podido revelar, dado que no se ha podido contactar con ellos.

“El primer volumen de Autores, Intérpretes y compositores nace a partir de ese propósito, de establecer un nuevo diálogo narrativo entre distintas épocas, con distintas voces, entre la realidad y la ficción”, dice Patricio Binaghi.

American B

Este libro muestra la inspiración de más de 100 fotógrafos, de más de 25 países, a partir del archivo fotográfico de American A. En él encontramos varios estilos fotográficos como la fotografía de moda, el fotoperiodismo o el conceptualismo y por primera vez entra la fotografía a color.

“American B propone un viaje imaginario, aunque no por ello menos veraz, más allá de las fronteras y sin necesidad de pisar suelo norteamericano” apunta Juan Varela.

American C

Las fotos cuentan historias, ya sean inventadas o reales. Con ese propósito, el tercer libro de esta colección incluye a más de 30 escritores contemporáneos que han creado nuevas historias inspiradas a partir del archivo fotográfico de American A. Desde el relato corto al guión cinematográfico, a historias en inglés, español, alemán o italiano.

“Las imágenes y los relatos hacen un loop que nos hace mirar a nuestro alrededor y hacia el futuro, aunque sin dejar de remitirnos siempre a aquellos días que, de otro modo, podrían parecer tan nostálgicos y lejanos”, cuenta Victoria Torres.

American D

Más de 50 artistas contemporáneos se encargaron de crear nuevas obras inspiradas a partir del archivo fotográfico de American A. Además, el libro incluye diferentes proyectos arquitectónicos, creados gracias a la partipación de 8 estudios de arquitectura, en base a una de las fotografías encontradas de American A, correspondiente a una casa Amish.

Inspirándose en estas últimas, Pablo Bautista escribe sobre lo paradójicamente moderna y adelantada a su época que fue la decisión de estos de dar la espalda a cualquier avance tecnológico.

“El volumen que cierra la presente colección, establece un diálogo como razón de ser entre el archivo fotográfico original de prensa estadounidense y la visión de artistas pertenecientes a disciplinas como la arquitectura, la ilustración o el vídeo”, opina Francisco Salvador.