Para los compradores de Amazon, la tienda de alimentación de la empresa AmazonFresh, ha subido un nivel más en cuanto a la mejorar la experiencia y comodidad sus compradores. Se trata de AmazonFresh Pickup, un sistema de entrega que se encarga de llevar hasta el maletero de tu coche todo lo que ordenes. Ha empezado a funcionar hoy (en fase beta) entre los trabajadores de la empresa. Los siguientes en poder probarlo serán los usuarios de Amazon Prime, pero aún se desconoce en qué momento ocurrirá.

¿Cómo funciona?

Los consumidores pueden solicitar el servicio en línea en la sección de AmazonFresh, elegir la franja horaria (que puede ser a partir de los 15 minutos siguientes al pedido), para luego conducir a la ubicación preestablecida de recogida de AmazonFresh. Una vez ahí un agente de servicio entregará la compra a su destinatario. Una forma sencilla, rápida y, sobre todo cómoda para ahorrar tiempo para dedicarlo a otras cosas. Además, no hay pedido mínimo, así que podrías pedir un paquete de pañuelos si es lo que quieres. Eso sí, esperemos que los coches de entrega sean eléctricos.

Actualmente existe una limitación geográfica; por el momento solo existen dos establecimientos de AmazonFresh Pickup en Seattle. Aunque todavía le queda camino por recorrer, en cuanto empiecen a expandirse exponencialmente puede que transforme los hábitos de compra tradicionales y consiga atraer a muchos más usuarios electrónicos o, cuando menos, a todas aquellas personas que odian hacer la compra.