Justo la semana en la que Google Stadia ha salido de forma de oficial en buena parte de Europa y Estados Unidos ha aparecido un actor del que se llevaba tiempo rumoreando que quería dar el salto. Hablamos de Amazon y su apuesta también pasa por el juego en streaming o, como se le conoce técnicamente, cloud gaming.

Aquí no pilla a nadie por sorpresa, ya que actualmente todas las grandes compañías se están sumando a una moda que promete cambiar el modelo de negocio y el paradigma del sector. Electronic Arts tiene a Project Atlas, Sony a PS Now, Microsoft a XCloud, Nvidia a GeForce Now y Google a Google Stadia. Sin duda nos faltaba Amazon para poder cerrar la lista de una fiesta a la que estamos todos invitados.

Si bien hablamos de lo que puede ser una realidad, la información no es oficial, aunque desde el medio The Information y CNET están bastante seguros de que será en 2020 cuando Amazon de el salto al Cloud Gaming, un sector que podría parecer nuevo para el gigante americano pero que no lo es en absoluto.

Y los rumores o las pistas que señalan a esta dirección no son otras que una lista de ofertas de trabajo que está buscando cubrir la empresa de Jeff Bezos. Y es que hay una “nueva iniciativa” en el equipo de Amazon Web Services que podría ser el proyecto de Cloud Gaming de la compañía.

Además, tal y como aseguran los rumores, en Amazon se apoyarían en Twitch, su plataforma de vídeo en streaming de videojuegos, tal y como hará Google Stadia con Youtube. La forma en la que funcionaría esta integración de Amazon Cloud Gaming con Twitch aún no está definida, pero viendo el ejemplo de Google no sería difícil hacerse una idea aproximada.

Si bien meterse en este mercado puede parecer raro de primeras para una empresa que se dedica a vender cosas en su portal online, esta gente ya probó en 2014 a meter el juego en streaming a través de sus tablets Fire.

Sí, explico esto porque puede ser que más de uno se esté preguntando cosas. Hace cinco años Amazon, junto a su equipo Amazon Games Studio, creó un juego de estrategia llamado “The Unmaking” que sólo se podía jugar en las tabletas Fire de Amazon y que, en vez de ser ejecutado por el propio dispositivo, eran los servidores de Amazon quienes se encargaban de moverlo. Sin duda la calidad gráfica del juego, para la época y pensando que era una tablet de apenas 100 euros, era cosa de locos.

Ahora Amazon tiene la infraestructura y el dinero necesarios para meterse en un sector que está desarrollando en una sóla dirección. Habrá que esperar a que los de Jeff Bezos lo hagan oficial y saber qué tipo de modelo de negocio quieren seguir, pero el potencial y los recursos les sobran. Bienvenidos a la guerra… donde sólo los usuarios saldremos ganando.