Hoy abre sus puerta por fin Amazon Go; la primera tienda física de Amazon sin intermediarios.

Su funcionamiento es muy sencillo; entras al establecimiento, coges el alimento o producto que te interesa y sales de la tienda olvidándote largas colas y de pasar por caja porque de cobrarte se encargan las decenas de cámaras y sensores que te rastrean y conectan con tu cuenta de Amazon.

La tienda ha abierto a las 7 de esta misma mañana en el entro de Seattle, en la 2131 de la Séptima Avenida y entre varios edificios de su campus urbano. El requisito para poder entrar es haberse descargado previamente una aplicación específica de Amazon para clientes con cuenta y disponible para los usuarios tanto de Android como iPhones en E.E.U.U.

El objetivo de Jeff Bezos es reducir los costes laborales al mínimo y para conseguirlo ha decidido deshacerse de los empleados.

¿Cómo compro en Amazon Go?

Amazon ha utilizado la inteligencia artificial aplicada a decenas de cámaras y sensores por todo el establecimiento, cada centímetro está cubierto desde diferentes ángulos, por lo que no hay ningún punto ciego. Cuando llegas a la tienda de forma automática se asocia a tu cuenta de Amazon y cualquier producto que cojas de los estantes se te cobra al salir de la tienda. No tienes que pasar por caja, porque no hay ni cajas ni empleados que te cobren.

Toda la información se procesa en una unidad central, pero por curioso que parezca no hay un reconocimiento facial como tal, el sistema detecta tu entrada y según el aspecto de tu ropa y por donde y como te mueves te asocia a tu cuenta, pero no por tu rostro.

En realidad la tienda sí que dispone de un empleado que se encuentra cara al público, se sitúa delante de las bebidas alcohólicas y revisa si eres mayor de edad para poder coger cualquiera de estos productos. La venta de alcohol en Estados Unidos no es un juego, a pesar de que Amazon podría identificar fácilmente si eres mayor de edad con los datos de tu cuenta, por ley debe haber un humano que lo compruebe pidiendo el carnet de identidad. Ademas, la tienda también cuenta con reponedores y cocineros que preparan comida fresca y una última persona en la entrada para ayudar y resolver sus dudas a los clientes.

“Desde el principio nuestro plan fue hacer algo para que puedas entrar al lugar, coger todo lo que quieras e irte”, dijo la vicepresidenta de Amazon Go Gianna Puerini. “Nos enfocamos en lo rápido y conveniente. Llévate un almuerzo rápido o algo para hacer la cena en casa, o quizá unas bebidas o un snack”, agregó.

Por ahora han empezado únicamente ofreciendo alimentos y bebidas pero esperan abrirse a otros sectores como el farmacéutico, en Estado Unidos los medicamentos se pueden comprar también en tiendas de alimentación.