Mientras unos pocos se pelean para ver si existe o no el cambio climático, y pasan por alto todas las advertencias de científicos y expertos en el tema, otros trabajan duro utilizando sus capacidades y herramientas para tratar de minimizarlo al máximo.

Estos 5 ejemplos abren un camino de luz hacia un túnel que, por lo que advierten, parece tener una salida muy, muy estrecha.

TEXTILES SIN TÓXICOS

En gran medida, la industria textil moderna continúa dependiendo del uso de productos químicos para mejorar las características de telas y el rendimiento en prendas de vestir. Evolved By Nature, una compañía química que lanzó un proyecto de investigación sobre los químicos y tóxicos que tienen la mayoría de las prendas que llevamos puestas, concluyó que más de 150 productos químicos se usan regularmente para mejorar los tejidos y para ofrecer una sensación de confort, mayor suavidad, mayor absorción de la humedad, resistencia a las arrugas, etc. Además, el documento señala que no conocemos bien los efectos de la exposición a largo plazo y, mientras que algunos de estos químicos también tienen carcinógenos demostrados, son capaces de alterar el sistema reproductivo, nervioso y endocrino y otros pueden producir alergias o irritación.

Activated-silk-seda-activada-quimicos-biológicos-rewisor

Cuanto más crece la demanda de los consumidores hacia textiles más baratos y más duraderos, las fábricas y empresas necesitan recurrir más aún a este tipo de tóxicos para recubrir los tejidos con ellos y conseguir una solución efectiva y rápida.

La eliminación del plástico en prendas (o el uso en estas de plásticos reciclados) es una buena opción para reducir el impacto medioambiental pero no soluciona el problema de los químicos tóxicos. Por ello, el CEO y cofundadora de Evolved By Nature, han enfocado su preocupación sobre cómo nuestros cuerpos están absorbiendo los químicos que usamos y tocamos y cómo afectan a la salud pública con el desarrollo de lo que se llama “seda activada”, una alternativa natural a los acabados petroquímicos actuales que se puede usar para solventar algunas de las necesidades básicas de una prenda.

¿De qué está hecha la “seda activada”?

Se trata de proteína de seda natural y pura en forma líquida. En su web aseguran que la Activated Silk (o seda activada) reemplaza muchos de los químicos ocultos y dañinos que se utilizan para hacer de todo, desde ropa hasta ropa de cama, tapicería de muebles y productos para el cuidado personal o productos médicos.

Su precio es muy competitivo con los productos químicos existentes, es fácil de adoptar ya que no requiere interrupciones en los procesos de fabricación o equipos y está actualmente disponible en dos marcas de cuidado de la piel: Silk Therapeutics y LabGrab. Evolved By Nature está trabajando con una gama de marcas de moda y cuidado personal para que su tecnología esté disponible en la segunda mitad de 2019.

“El riesgo para la salud es que nosotros, como cuerpo humano, estamos empezando a acumular una química extraña que está causando que la biología humana ahora coevolucione de una manera que nunca antes le hemos pedido a la biología humana que haga”, dice el CEO. “Si sabes que estás expuesto a la química extraña y está ingresando al cuerpo humano, deberíamos evitar esa exposición. Esa es la ruta más segura ”, dice.

SCOOTERS MÁS SOSTENIBLES

El boom de las Scooters en las grandes ciudades no es tan sostenible como parece. Desde la corta vida útil de cada Scooter, los vehículos con los que se recogen para almacenarlas, la carga de baterías constante a la que se someten o el mal uso de los consumidores, consiguen eliminar, en parte, la ‘buena cara’ que muestran estos pequeños y cómodos sistemas de transporte urbano.

Algunos informes sugieren que las Scooters tienen una vida útil de uno o dos meses, lo que significa un gasto enorme de recursos para reemplazar cada una de ellas.

Bird, una empresa de Scooters de San Francisco, quiere ser más sostenible no quedándose anclado solo en que se trata de un sistema de transporte que no usa gasolina. Para ello, la semana pasada, la compañía anunció que está comprando créditos de energía renovable y compensaciones de carbono para mitigar la energía utilizada para entregar y cargar sus scooters, además de continuar rediseñando las scooters para que duren más en las calles. Además, apoyan proyectos como la reforestación a lo largo del río Mississippi y la instalación de paneles solares en las escuelas de California.

¿Cuántos de los viajes con Scooter reemplazan un viaje en automóvil?

La compañía está trabajando en un análisis del ciclo de vida completo, para comprender mejor su huella de carbono y ver cuánto está mejorando realmente la sostenibilidad del transporte en las ciudades. Además, junto al MIT, está buscando la mejor manera de estudiar esa pregunta, pero hay indicios de que el impacto puede ser relativamente grande.

PRODUCTOS DE LIMPIEZA SIN AGUA

Los productos de limpieza del hogar llevan intrínseco una gran huella de carbono. Por ello, algunas empresas nuevas quieren popularizar una inteligente solución: productos de limpieza sin agua.

El agua es el ingrediente principal de los productos de limpieza y, hasta hace poco, nadie pensaba que eso podía ser un problema. Ahora que todos y todas somos más que conscientes del cambio climático, transportar de un lugar a otro productos de limpieza mezclados con agua en envases de plástico, implica altas emisiones de carbono directamente relacionadas con su transporte. Para que te hagas una idea más real, para 2050 la industria global de plásticos contribuirá a un 15% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero si seguimos con el ritmo actual, según un reciente estudio de la revista científica Nature.

¿De qué manera se puede reducir el uso de plástico?

Estimulando una pequeña y creciente revolución de diseño en la industria de bienes de consumo empaquetados. Quitando el agua.

La revolución de la tableta

Una nueva marca de comercio online llamada Blueland, ha lanzado una conjunto de productos de limpieza presentados en formato de tableta sin ningún tipo de plástico en su envoltorio. De esta forma, el cliente solo tiene que mezclarlas con agua.

Blueland ofrece un pack de inicio por $29 que viene con 3 botellas acrílicas con pulverizador, diseñadas para reutilizar, junto a tres tabletas para con ellas crear limpiadores multiuso, baños y ventanas. ¿Y cuando se me acaban? Pides nuevas tabletas por $2. Además, próximamente esperan lanzar nuevos productos de limpieza y cuidado personal sostenibles.

5 DISEÑOS PARA UNA MUERTE SOSTENIBLE

Desaparecer de la tierra una vez hayas muerto no es una tarea fácil, si lo que quieres es irte con el menor impacto posible. Hay empresas y diseñadores que fabrican sistemas para ello que te permitirán seguir siendo sostenible desde el ‘más allá’:

Desde el ataúd ecológico Leaves by Shaina Garfield que utiliza hogos para ayudar a la descomposición rápida del cuerpo, a la vez que fertiliza el suelo de los alrededores, pasando por Urna del Studio Nienke Hoogvliet, una urna de incineración sostenible está hecha de PHA, un bioplástico que se puede producir a partir de bacterias que se encuentran en aguas residuales. Al combinarlo con las cenizas se produce un recipiente en forma de cono que se biodegrada, lo que significa que las cenizas del difunto se liberan gradualmente en la naturaleza, o la incubadora inteligente Bios Incube de Urna Bios, que trabaja en conjunto con Bios Urn, una urna biodegradable que almacena las cenizas del difunto que alberga en su interior una semilla que se convierte en un árbol que se ha descrito como ‘la primera incubadora de árboles diseñada para la vida futura’.

PRENDAS DE BAÑO RECICLADAS

¿Por qué los trajes de baño presentan tal desafío cuando se trata de la sostenibilidad? Todo se reduce a una cosa: el plástico. ¿Y cuál es el problema? que no es biodegradable, por lo que nunca se descompone.

Las telas sintéticas, como el nylon, el poliéster y el spandex, se adaptan perfectamente al traje de baño porque absorben la humedad y se extienden por todo el cuerpo, lo que reduce la fricción en el agua. También son económicos de fabricar, además de versátiles, por lo que la industria de la moda confía en ellos en gran medida no solo para la ropa de baño, sino también para la ropa deportiva, la ropa en general y las prendas baratas de Fast Fashion. Se estima que 65 millones de toneladas de estos materiales a base de plástico se generan cada año.

Si bien tenemos la tecnología para reciclar tejidos hechos de una sola fibra, como la cachemira o el algodón, es mucho más difícil descomponer los sintéticos, que tienden a ser mezclas de diferentes fibras. La mejor manera de evitar que los sintéticos terminen en el lugar equivocado es enviándolos a una planta de reciclaje que corte las telas en trozos pequeños para usarlas para otros productos, como el relleno para almohadas.

Marcas comprometidas: Athleta, Summersalt, Reformation…

Este año, Athleta anunció que el 85% de sus trajes de baño están hechos de materiales reciclados, y está trabajando para llegar al 100%. Ha logrado desviar 72.264 kilogramos de desechos de los vertederos y está trabajando activamente en una iniciativa que recolectará las prendas viejas y las reciclará, pero para esto aún falta varios años.

Summersalt ha confiado en el nylon reciclado para sus trajes de baño incluida la durabilidad de los trajes que necesitan resistir a factores como el sol, el calor, el agua salada y el cloro. Para solucionar este problema, incorporaron a sus prendas una fibra llamada Xtra Life Lycra para que ayudara a mantener su forma por más tiempo, permitiendo que los trajes duren hasta 10 veces más que el resto. La desventaja, sin embargo, es que este Lycra está hecho de plástico virgen. Aun así, los fundadores decidieron incluirla porque, al menos, ayudaría a prolongar la vida útil del producto.

Hace unos 10 años se descubrió que cuando lavamos materiales sintéticos, estos liberan minúsculas partículas de plástico en el agua acaban en océanos y ríos y en los organismos vivos que los habitan. Las primeras investigaciones demuestran que estos materiales afectan a nuestros hígados y riñones, pero las marcas no pueden controlar lo que sucede una vez que el producto está en manos del consumidor. Por ello, Reformation, está tratando de crear conciencia sobre este problema y en su web ofrecen consejos para reducirlos con consejos de lavado y conservación de las prendas. Además, ofrece la posibilidad de reenviar los productos usados a puntos de reciclaje y recibir crédito para gastar de nuevo en la marca.

¿Cuándo será posible reciclar fibras basadas en plástico?

Actualmente, científicos están desarrollando una maquinaria que separará las diferentes fibras en una mezcla (por ejemplo, separando el nailon del algodón) y las convertirá en nuevas fibras, que se podrán usar para ropa nueva. Esto es muy parecido a la forma en que actualmente reciclamos papel en papel nuevo, o botellas de plástico en botellas nuevas; un sistema perfectamente circular. Una vez que podamos escalar esta tecnología, podría transformar toda la industria de la moda. En teoría, significaría que las marcas de moda nunca más tendrían que depender en las materias primas.