Nada consolida tanto a una celebrity como un escándalo (sino que se lo digan a Kim K y Paris Hilton) y Lil Miquela, la más grande de las influencers virtuales, acaba de generar el primero de su sector con el supuesto queerbating de su última campaña para Calvin Klein.

La marca norteamericana ha pedido disculpas por un vídeo en el que Bella Hadid (modelo heterosexual) besa a Lil Miquela (modelo virtual), cometiendo el error de aprovecharse del movimiento LGTBIQ+ para promocionar ropa interior.

View this post on Instagram

I am here. That is my truth. #MYTRUTH #MYCALVINS

A post shared by Miquela (@lilmiquela) on

Habiendo pasado esto, no cabe duda que la era del ‘virtual influencer marketing’ ha llegado para quedarse, al menos un rato. Nosotros hemos hecho una lista de los perfiles que más lo están petando para que sepas who’s hot en la lista de invitados que solo aparecen en las fotos y vídeos de las fiestas y festivales mas cool del mundo.

Lil Miquela (@lilmiquela)

Perdonad que empecemos por lo obvio pero es que Miquela Sousa, nombre… ¿real? de Lil Miquela es la influencer que más lejos ha llegado en poco tiempo. Y no solo por sus campañas y su ronda de entrevistas a artistas en Coachella, sino porque debió ser la primera en conseguir 6 millones de dólares a sus creadores, la agencia Brud, en su ronda de financiación.

Mitad brasileña, mitad española, Miquela cuenta con 1,6 millones de seguidores en Instagram  y se hizo viral en Spotify con su single “Not Mine”. Este año ha sido una de las invitadas de honor de Coachella donde hizo un takeover de su cuenta de Instagram y entrevistó a varios artistas a pie de escenario.

Noonoouri (@noonoouri)

La menos realista de las top influencers virtuales es una supuesta chica de 19 años y 1,50 de altura que lo mismo cierra contratos con KKWy Dior que hace un post de Amnistía Internacional en su cuenta.

Noonoouri tiene actualmente 289 mil seguidores en Instagram y ha aparecido en un reportaje en Harper’s Bazaar Arabia vistiendo prendas exclusivas de Zuhair Murad.

Noonoouri es la creación de Joerg Zuber, un diseñador gráfico de Munich, que la concibió hace 7 años con su agencia creativa, Opium Effect. En su día fue incapaz de convencer a ningún inversor y tuvo que sacarla adelante por su cuenta. Ahora Noonoouri ha cerrado contratos con Marc Jacobs, Dior y Versace y es “amiga” de Naomi Campbell.

Laila Blue (@chasing.laila)

Esta chica de 25 años, “mitad frances, mitad libanesa, totalmente CGI”, es la primera influencer virtual de oriente medio.

Creada anónimamente en 2018, Laila “reside” en Dubai. Con tan solo 780 seguidores, no llega aun ni a microinfluencer pero, por su lugar de origen y la cobertura que le dan en revistas de moda de Oriente Medio, puede que acabe llegando al estrellato CGI.

Laila dice querer abrir una conversación sana sobre la imagen física en la era digital, pero de momento solo se hace selfies con ropa de marca en terrazas y Ubers tan virtuales como ella.

Imma @imma.gram

Puede que solo tenga 63,8 mil seguidores pero ninguna influencer virtual tiene tanto rollo como ella.

Combinando la estética de una modelo japonesa con la de una estrella del K-Pop, Imma se ha convertido en una pequeña gran sensación.

Creada por ModelingCafe (expertos en CGI que han trabajado para Final Fantasy y Zelda: Breath of the Wild) y dotada de un realismo superior al del resto, Imma se ha convertido rápidamente en la modelo virtual fetiche que todas las marcas quieren mientras el resto nos quedamos confundidos.

En sus campañas resulta casi imposible distinguirla de las modelos reales (fíjate en las raíces negras de su pelo teñido), tanto que si fuera una de ellas empezaría a preocuparme…

Bermuda (@bermudaisbae)

Si pensabas que lo único que hacen las influencers virtuales es tomarse fotos y molar mucho, Bermuda te hará cambiar de opinión.

Polémica por sus orígenes como defensora de Donald Trump y negacionista climática, Bermuda saltó a la fama cuando en 2017 hackeó la cuenta de Lil Miquela.

Por un (corto plazo de) tiempo, la gente se tragó la historia oficial sobre Cain Intelligence, una empresa adversaria de Brud, creadores de Miquela, que habían lanzado el ataque contra la súper estrella CGI. Al igual que las protagonistas, todo resultó ser mentira.

Bermuda es otra creación de Brud y ahora el comportamiento de Bermuda ha cambiado. Ella y Lil Miquela son súper amigas y de hecho forman parte de la squad más guay de Instagram formada por ellas 2 y nuestro siguiente influencer de mentira.

Blawko (@blawko22)

El tercer miembro de la #brudgang, Blawko, también es youtuber.

Blawko, que siempre lleva una máscara cubriéndole la nariz y la boca, es otra de las creaciones de Brud con una personalidad problemática.

Usa memes, tontea con las drogas, fue novio de Bermuda y una de las dos portadas del número sobre inteligencia artificial de Esquire Singapur.

Shudu (@shudu.gram)

Shudu está considerada la primera súpermodelo virtual (perdón, Imma). Su realismo es tan asombroso como el de ésta (hasta guiña los ojos en sus vídeos), lo que le ha valido cerrar contratos con Balmain, Fenty y Tiffany’s entre otras marcas.

El creador de Shudu es el fotógrafo Cameron-James Wilson, que ha comentado abiertamente sobre su trabajo con ella como parte de su investigación en el 3D.

Koffi Gram @koffi.gram

Como no podía ser de otra manera, Shudu tiene novio, y es tan guapo (y virtual) como ella.

Koffi tiene muy pocas publicaciones de momento pero usa la misma tecnología que los modelos de Brud, y aunque apenas llega a los 7,5k seguidores, está representado por The Diigitals, la primera agencia de modelos virtuales del mundo.