De una entrevista concedida hace más de un año a The Intercept, la plataforma de divulgación científica y tecnológica Big Think extrajo 5 consejos que el ex empleado de la NSA había dado al ciudadano medio para proteger sus datos y estar más cerca de recuperar de una vez por todas nuestra privacidad, tantas veces asaltada por las condiciones escondidas en los ‘términos de uso’.

  1. La primera es la instalación de Signal, una app muy sencilla que encripta tus mensajes enviados desde el móvil siempre y cuando la persona a la que llames o envíes un mensaje la tenga instalada. La app está disponible para iOS y Android y fue desarrollada por Open Whisper Systems.
  2. Activar la autenticación en dos pasos de todas tus cuentas. De esta manera el infiltrado no solo necesitará tu password, sino también el dispositivo al que la tengas vinculada, como tu móvil, para conseguir el segundo código.
  3. Un manager de cuentas, como KeePassX o Password Manager Pro. Eso te asegura que tus contraseñas varían entre cuentas. De esa manera, aunque te descubran una las otras seguirán protegidas.
  4. Descárgate Tor, instálalo y úsalo. Es bastante parecido a Firefox y tú tráfico será bastante más difícil de rastrear al ser ‘rebotado’ por todo el mundo. Lo bueno de Tor es que además, como efecto secundario, lleva un bloqueo JavaScript que no permite los anuncios, pero eso sí, tienes que saber usarlo o puedes correr más riesgos que aquellos de los que huyes. Lee esto detenidamente antes de empezar a usarlo.
  5. En palabras de Snowden, “todo el mundo debería usar software de adblock (bloqueo publicitario), aunque solo sea por motivos de seguridad.”

    Usando estos programas ya estarás protegiendo tu privacidad que, como dice Snowden, no te importa hasta que llega el día que sí, y no quieres que cuando ocurra sea demasiado tarde. El GSMA del año pasado se centró mucho en la privacidad y seguridad online y el CES de 2015 inauguró una sección de “privacidad personal” pero lo importante es que más y más gente se una, para que sea la cantidad lo que nos haga más fuertes y libres.

Este post fue publicado originalmente en inglés en la página Big Think, de la que somos tan fans como se puede llegar a ser.