La NASA compara la tierra con una pecera gigante para poder estudiar la vida en el océano

LA misión de PACE es comprender mejor los sistemas complejos que impulsan la ecología del océano mediante el estudio de la Tierra desde el espacio.

Ciencia  /   /  By Claudia Ayús

PACE, así es como se llama el nuevo proyecto en el que está involucrado la NASA. Sus siglas correspondes a la abreviatura de plancton, aerosoles, nubes y ecosistema oceánico. 

 

 

¿Su misión?

Comprender mejor los sistemas complejos que impulsan la ecología del océano mediante el estudio de la Tierra desde el espacio.

 

Utilizarán tecnologías avanzadas para medir la diversidad de pequeños organismos similares a las plantas, los fitoplancton. También determina cómo capturan la energía del sol y el carbono de la atmósfera. Estos datos ayudarán a los científicos a tener un mejor conocimiento de cómo el cambio climático está afectando el medio ambiente.

 

 

¿Cómo?

El fitoplancton proporciona alimento para el zooplancton pequeño, pequeños animales que flotan en nuestro océano. Al igual que los humanos, estos herbívoros seleccionan activamente su comida. De la misma manera, el zooplancton más grande se alimenta de zooplancton más pequeño. Paso a paso, la energía capturada por el fitoplancton se transfiere a criaturas más grandes. A medida que la energía sube la red alimentaria marina, en última instancia, puede ser utilizada por los humanos.

 

Por primera vez, la nueva tecnología de PACE:

 
  • Revela la diversidad de fitoplancton que se encuentra en nuestro océano.
  • Nos permite entender el papel que la diversidad del fitoplancton tiene en la vida en el océano.
  • Nos ayuda a predecir el “auge o caída” de las pesquerías junto con los peligros marinos, como pueden ser las floraciones de algas nocivas.
 

 

En resumen, ¿por qué necesitamos PACE?. Para comprender cómo la diversidad del fitoplancton afecta la vida humana.

 

¿Qué herramientas utiliza PACE?

El sensor principal de PACE, el OCI (ocean color instrument), es un espectrómetro óptico altamente avanzado que se usará para medir las propiedades de la luz sobre porciones del espectro electromagnético. Así se podrá hacer una medición continua de la luz a una resolución de longitud de onda más fina que los sensores satelitales de la NASA anteriores, ampliando los registros de datos del color del océano que serán clave para los estudios climáticos.

 

 

Los datos obtenidos gracias a PACE servirán para mejorar nuestra economía y sociedad. El objetivo es extender y ampliar las observaciones de la NASA de nuestro planeta viviente a largo plazo. Este proyecto será capaz de cambiar el futuro de la Tierra desde ahora y de cara a las próximas décadas.

 

Comments

comments

Sobre el autor

Posts relacionados

SpaceX invitó el pasado lunes a algunos periodistas a su sede en Hawthorne, California, para...

La NASA ha hecho público los ganadores del concurso de prototipos de viviendas elaboradas con...

Durante los últimos años, la capa de ozono, capa superficial que protege a la Tierra de la...

Deja tu comentario